«Nos ordenan trabajar gratis, como si fuésemos una ONG»

«En dos horas y media, no haremos lo que antes hacíamos por las tardes y las listas de espera aumentarán» Faustino García Arias. Asociación de Facultativos del HUCA

A. VILLACORTAOVIEDO.
Faustino García Arias. ::
                             JESÚS DÍAZ/
Faustino García Arias. :: JESÚS DÍAZ

Faustino García Arias (Mieres, 1957) preside la Asociación de Facultativos del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que agrupa a 850 profesionales «en pie de guerra» que reclaman una reunión. «Y no con Faustino Blanco, que es un consejero más puesto a dedo, sino con el presidente del Principado, que es al que votaron los asturianos, al que toda esta situación se le va a volver en contra y quien tiene que responder del desaguisado sanitario y del malestar generalizado». Están convencidos: «Vienen a por nosotros, que llevamos toda la vida partiéndonos el alma por la sanidad pública».

-Tienen escaso margen de maniobra frente al decreto Rajoy.

-Nos quitaron la extra y los moscosos, que, si nos lo llegan a contar hace un año, nos reímos. Impensable. Nos bajaron el suelo y nadie dijo nada. Y ahora nos ordenan que tenemos que trabajar dos horas y media más a la semana. Gratis. Como si fuésemos una ONG. Estamos ante un decretazo al estilo Girón de Velasco, de dictadura. A cuando decían que había que levantar España. Pues arriba España.

-Hay quien entiende que no es mucho sacrificio por el bien común.

-Y yo pregunto que por qué no hacen dos horas y media más los políticos. ¿Qué están haciendo cuando se ven las bancadas del Congreso vacías? Alguno estará en el cuarto de baño, ¿pero todos? Que miren nuestro sueldo y lo que nos ha costado llegar hasta donde estamos. Y que miren lo que les cuesta llegar a la poltrona a ellos, que no tienen que dar cuenta de nada. Sabemos que es de obligado cumplimiento, pero nos cabrea porque deberían darnos margen para negociar el cómo. Habrá servicios a los que les interese hacer media hora más todos los días y, a otros, cinco horas cada quince. Pero, si no se negociaron las dos horas y media, imagínese qué capacidad de negociación tendremos en esto. Ninguna.

-Las guardias son uno de sus principales caballos de batalla.

-Es que, aprovechando que el Duero pasa por La Coruña, nos cambian el régimen de las guardias. Hasta ahora, si tu trabajabas 24 horas un domingo, salías el lunes a las ocho de la mañana. Que no es que descansases, ojo. Es que parabas de trabajar. Y con un salario ridículo: 17 euros la hora. Pues bien: lo que pretenden ahora es que, como te marchas a tu casa siete horas, debas esas horas a la Administración. Alguna menos, tres o cuatro, como perdonándote la vida, pero se las debes. Aprietan la tuerca, pero nosotros iremos a los tribunales.

-¿Qué pasa con los mayores de 55?

-También se les iluminó la bombilla. Que los dejen en paz. ¿Qué quieren tener a un señor de 63 años con artrosis operando de madrugada? Hasta ahora, no hacían guardias y eso se compensaba económicamente a cambio de tres o cuatro días de trabajo al mes por la tarde. Ahora van a ir, pero sin cobrar. Y era un dinero que no les regalaban, como hacen con los prejubilados: les pagaban por trabajar.

-¿Qué proponen?

-Hay que recortar en políticos y autonomías. No sólo es que haya que pagar al político de turno, sino también un montón de infraestructuras inútiles. ¿Y qué es lo que tenemos? 17 cachondeos diferentes. Un gallinero.

-Concluya.

-Se van a cargar la sanidad pública. Dicen que esto reforzará su calidad, pero calidad ya la teníamos. Y gracias a los profesionales, no a los políticos, que cambian cada cuatro años. Estamos hablando de un ahorro de 13 millones de euros a costa de 16.000 sanitarios, lo que gana al año un Ronaldo o un Messi. ¿Qué tipo de sociedad estamos creando? Además, no van a ahorrar tanto como piensan y la lista de espera aumentará, porque en dos horas y media no haremos lo que hacíamos antes por las tardes. Jornadas extra que trabajábamos porque nos lo pedía la Administración y ahora deja entrever que éramos unos vagos por las mañanas para cobrar las tardes.

-Y lo que nos venden es...

-Lo que nos venden es que ponen a funcionar el hospital todas las tardes sin costar un euro. Eres un fenómeno, Faustino Blanco. Parece mentira que seas médico y no economista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos