El queso casín reinó en Arnicio

Sólo dos queserías se dedican a la elaboración y distribución de este manjar que aspira al sello de Denominación de Origen desde 2006 Dieciséis artesanas expusieron y vendieron sus productos en el XXV Certamen

MARTA VARELACOLLADA DE ARNICIO.
Parte del público asistente ayer al XXV Certamen de Queso Casín celebrado en la Collada de Arnicio. ::
                             JUAN CARLOS ROMÁN/
Parte del público asistente ayer al XXV Certamen de Queso Casín celebrado en la Collada de Arnicio. :: JUAN CARLOS ROMÁN

Desde cinco euros los cientos de visitantes a que ayer acudieron a la Collada de Arnicio pudieron disfrutar de un queso artesanal inconfundible: el casín. Uno de los principales emblemas del parque natural de Redes, donde se fabrica desde hace siglos y donde llegó a ser moneda de cambio. Elaborado de forma artesanal por 16 queseras del municipio, ayer en su XXV Certamen volvió a proclamarse como uno de los quesos más significativos del panorama gastronómico asturiano, tanto por su sabor como por su elaboración.

Porque el casín es uno de los quesos que continua elaborándose de forma completamente casera en la mayoría de las viviendas en las diferentes poblaciones del municipio de Caso. Son las mujeres las principales garantes del secreto de fabricar una buena pieza, aunque ellas aseguran que es muy sencillo. Se necesita: «buena leche de vacas casinas y amasarlo con cariño y delicadeza durante una semana».

Exquisitez culinaria que, a pesar del gran éxito que tiene en el mundo gastronómico del Valle del Nalón, sólo cuenta con dos queserías dedicadas a su producción y distribución tanto en el mercado español como en el europeo. Instalaciones que cuidan la tradición y la artesanía que requiere el producto. Desde 2006 está a la espera de que se materialice la consecución del símbolo de garantía Denominación de Origen Protegida del Quesu Casín.

Desde bien temprano, cientos de personas comenzaron a llegar Redes. En el recinto de la muestra todo estaba preparado para que pudiesen degustar las diferentes piezas antes de adquirirlas. Pruebas que se hicieron con toda rapidez. Como cada año, a media mañana eran pocas las artesanas que podían ofrecer piezas para su venta.

Cordero a la estaca y pulpo

Junto al queso, muestras de artesanía en madera, otro de los valores del concejo donde residen grandes artesanos, y la apicultura que tiene un gran arraigo en todo el valle del Nalón. No en vano, Caso cuenta con un museo dedicado a la miel. No faltaron otras actividades, como las carreras de cintas a caballo, cita que reunió a gran número de participantes y aficionados.

Presente y muy cuidado estuvo el aspecto culinario. Además del queso, el público pudo degustar buen cordero a la estaca, pulpo a feira o productos típicos asturianos como el bollu preñau y empanadas de bonito. Todo amenizado por música y bailes folclóricos. Y es que Arnicio es ya una cita ineludible en el programa veraniego asturiano. Los organizadores ponen a disposición de los visitantes un gran número de opciones para pasar una jornada tranquila en uno de los parajes naturales con mayor belleza de Asturias, el parque natural de Redes. Y ponen, sobretodo, queso casín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos