Madriñán cumple su desafío

«Un poco cansado sí que estoy», comentó con ironía nada más terminar la última vuelta al circuito de cross de Los Campos El ultrafondista logra finalizar su carrera de 48 horas seguidas

J. F. G.LOS CAMPOS .
Antonio Madriñán saluda a un amigo justo antes de completar la última vuelta. ::                             SERGIO LÓPEZ/
Antonio Madriñán saluda a un amigo justo antes de completar la última vuelta. :: SERGIO LÓPEZ

Después de correr 48 horas prácticamente ininterrumpidas, en las que recorrió unos 250 kilómetros, Antonio Madriñán todavía tenía fuerzas para hablar. «Un poco cansado sí que estoy», comentó con ironía el ultrafondista gallego, afincado en Corvera, nada más completar la última vuelta al circuito de Los Campos. «Ha merecido la pena, por la causa y por toda esta gente que ha venido a correr conmigo. Sin ellos habría sido imposible. Me han acompañado día y noche, nunca estuve solo», añadió.

Tal esfuerzo le ha costado «cinco o seis kilos, pero tampoco es problema. La mayoría es líquido, y se recupera en unos días». Lo que más deseaba era «pegarme una ducha y sentarme a comer, lo que pongan». Lo de dormir, «por la tarde. Ahora el cuerpo está muy encendido, hay que espera a que poco a poco vaya apagándose», manifestó.

Hoy disfrutará del último día de permiso antes de reincorporarse a la unidad de transmisiones del Regimiento de Infantería Ligera Príncipe Número 3, en Noreña. Su mando más inmediato, el sargento primero Ignacio Araujo, fue uno de los primeros en felicitarle. «Es un orgullo para la unidad», dijo, a la que mañana se incorpora.

Madriñán cruzó la meta acompañado de un numeroso grupo de atletas. Durante esas 48 corrieron junto a él más de doscientas personas, muchas de ellas en varias ocasiones. Tras las felicitaciones, la rifa. Se sortearon un buen número de regalos donados por instituciones, particulares y empresas. Las papeletas se vendían a un euro, y la recaudación ascendió a 1.780 euros, que se han entregado a Meniños, una fundación que trabaja contra el abandono y el maltrato infantil, favoreciendo programas de integración familiar, acogimiento y adopción.

No es la primera vez que Antonio Madriñán, de 30 años, y que pronto será padre por primera vez, realiza un reto similar . Ni será la última. El atleta lavianés Héctor Moro, que también ha protagonizado diversos desafío solidarios, «me ha propuesto que hagamos uno juntos, y acepté encantando». Para saber en qué consistirá hay que esperar unos días. «Ahora solo pienso en ducharme, comer y descansar», concluyó Antonio Madriñán.

Fotos

Vídeos