Joaquín Pixán: «Para tener la voz a punto hay que entrenar cada día»

Joaquín Pixán ofreció ayer una 'master class' en Gijón en la que compartió consejos y experiencias propias

SHEILA VACA ARIASGIJÓN.
Joaquín Pixán ayer, junto al pianista Mario Bernardo. ::
                             JORGE 
                            PETEIRO/
Joaquín Pixán ayer, junto al pianista Mario Bernardo. :: JORGE PETEIRO

Desde Cangas de Narcea, Tineo, Gijón y el resto de Asturias. La sala de música del Ateneo de La Calzada de Gijón se llenó ayer de cantantes y también de oyentes dispuestos a aprender del maestro Joaquín Pixán. El tenor cangués, acompañado del pianista Mario Bernardo, impartió una clase magistral a los asistentes, aunque Pixán prefiere llamarlo «un encuentro para trasladar experiencias los unos a los otros».

La primera en romper el hielo fue Geli Suárez, que antes de comenzar a cantar 'Nobody knows', se confesó «muy nerviosa». Pero si alguien entiende bien de eso es Pixán: «salgo nervioso cada día», confesaba. «Hay que cantar para el público. Los nervios no deben notarse, han de sufrirse para dentro, como las almorranas», apuntó entre risas el tenor.

A cada actuación, su consejo. Nada de 'boca de pez', ni de mover la cabeza para que la voz vibre, ni desinflarse. «La voz ha de entrenarse todos los días». El maestro supo dar la pincelada perfecta a cada cantante para que las voces robaran los aplausos del público. «El canto es un ejercicio de inteligencia. Antes de hacer algo, hay que tenerlo en la cabeza y el final tiene que ser una resolución».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos