«Quintes y Quintueles eran zonas muy poco pobladas en el siglo XVIII»

«Recopilar información fue difícil porque los censos nacieron con una finalidad fiscal y se ocultaban datos que hay que contrastar» Ángela González Ganadora del I Premio de Investigación de Cubera

LYDIA ISVILLAVICIOSA.
Ángela González posa en el parque de Ballina de Villaviciosa. ::                             L. I. A./
Ángela González posa en el parque de Ballina de Villaviciosa. :: L. I. A.

Tiene 23 años, se licenció el curso pasado en Historia, leyó su tesina y acaba de ser proclamada ganadora del I Premio de Investigación, promovido por la asociación Cubera, por su análisis sobre la evolución de la población de Villaviciosa entre los siglos XVI y XX. Ángela González, vecina de La Camocha, en Gijón, presentó un trabajo «bien estructurado y explicado, con diversas teorías contrastadas y gran variedad de fuentes», según reconoció de forma unánime el jurado, formado por los profesores de la Universidad de Oviedo Adoración Abella, Óscar Rodríguez Buznego, Fermín Rodríguez y Álvaro Ruiz de la Peña; el arquitecto Juan Pedrayes y Etelvino González, Ángel Valle y Delia Piris, de la directiva de Cubera.

-Enhorabuena por el premio. ¿Cómo recibió la noticia?

-El martes iba en el autobús a Oviedo a las clases del master que curso cuando me llamó Etelvino para decirme que los 2.000 euros eran para mí. Me hizo mucha ilusión porque cuando presenté el trabajo no pensé que fuera a ganar.

-¿En qué ha consistido su investigación?

-Trata de la evolución dinámica de la población de Villaviciosa desde el siglo XVI hasta el XX, con un estudio más centrado en el siglo XVIII porque mi tesina se basó en el concejo en la Edad Moderna y vi que podía adaptarla a lo que establecían las bases del premio.

-¿Le resultó difícil acceder a la información y recopilarla?

-Eso es relativo. El catastro está digitalizado y eso facilita la labor bastante, pero también te enfrentas a fuentes que nacieron con un fin fiscal y, por tanto, pueden ocultar datos y hay que cotejarlas mucho. Sobre todo, utilicé censos generales y recuentos de la Junta General.

-¿Qué conclusiones ha sacado de la historia de Villaviciosa?

-Que se ajusta bastante al conjunto del Principado. La peste de finales del siglo XVI parece que incidió en la mortandad más que en otras zonas costeras, según los padrones consultados; también es probable que durante el siglo XVIII aumentase la natalidad porque el número de hombres y mujeres en edad de casarse era muy similar y eso fomentaba los matrimonios.

-En el trabajo refleja que Quintes y Quintueles eran una zona con escasa población en el siglo XVIII y eso puede resultar curioso, porque en la actualidad son las áreas que más crecen. ¿Se sabe a qué pudo deberse?

-Sí, eran de las zonas menos pobladas; quizás por la pérdida de la industria del azabache. En esa época, las zonas más habitadas eran las del centro-este: Amandi, Fuentes, Coro, Vallés, Breceña, Miravalles...

-¿Qué cree que aportará su investigación al concejo?

-Hay muy pocos estudios sobre población en Villaviciosa y creo que contribuye a conocer mejor la historia del concejo y a situarlo en el conjunto de la realidad asturiana.