Coppelia reabre sus puertas en la plaza del Seis de Agosto

La segunda generación de los primeros dueños, fundadores de Mayka, se pone al frente del negocio, especialista en helados y turrones

D. FIGAREDOGIJÓN.
Candi Suárez, en el centro, y su hija Lara, al fondo de la imagen, en el mostrador de la 'renacida' Coppelia. ::                             JOAQUÍN PAÑEDA/
Candi Suárez, en el centro, y su hija Lara, al fondo de la imagen, en el mostrador de la 'renacida' Coppelia. :: JOAQUÍN PAÑEDA

La histórica confitería y heladería Coppelia, en la plaza del Seis de Agosto, reabrió el pasado lunes. La hija de sus propietarios originales, Lara Rodríguez, se ha puesto a la cabeza de un proyecto que busca «retomar la tradición heladera de la ciudad» con productos «artesanos y elaborados aquí mismo». No obstante, para disfrutar de los antaño populares helados de este negocio abierto en 1992 habrá que esperar hasta marzo, cuando empiece la temporada veraniega. Ahora, priman dulces y turrones, con la Navidad a la vuelta de la esquina.

De momento, aprovechan el tirón de «la gente que aún recuerda los buenos años de este negocio», tal y como se lo han referido muchos clientes. «Todavía se acuerdan de mis padres, Manuel Rodríguez y Candi Suárez, y se alegran de que lo hayamos recuperado», explica su hija Lara. Ellos fueron los fundadores del también histórico Mayka -fundado en 1972-, ahora alquilado a uno de sus antiguos empleados y con el que guardan «muy buena relación».

Reconocen que montar un negocio en los tiempos actuales «es una decisión arriesgada», pero confían en que su producto estrella, el turrón casero, conquiste de nuevo el paladar de los gijoneses. Tanto Lara Rodríguez como su marido, José Tascón, estarán ahora al frente de una «nueva aventura», la cual tienen claro que será «difícil», aunque también creen que «quien algo siembra, algo recoge». «Va a ser lento pero tenemos que echarle ganas e ilusión», vaticinan.