Los galgos se citan en Avilés

Integrantes de Galgoastur celebran su encuentro mensual en la ciudad

FERNANDO DEL BUSTOAVILÉS.
Foto de familia del grupo en las escaleras de la Iglesia de Santo Tomás de Cantorbery. ::                             MARIETA/
Foto de familia del grupo en las escaleras de la Iglesia de Santo Tomás de Cantorbery. :: MARIETA

No llamaban sólo la atención por los abrigos dando calor a los cuerpos atléticos y delgados de los galgos. Y es que entre 30 y 40 dueños y sus galgos paseando por Avilés representan, por sí solos, un espectáculo. Eran parte de los integrantes de Galgoastur, un colectivo de amantes de este cánido que ayer escogieron Avilés para celebrar su encuentro mensual.

«En nuestras reuniones vamos rotando por Asturias y hacía tiempo que no veníamos a Avilés», explicó Alfonso Antonio después de la foto de familia en las escaleras de Santo Tomás de Cantorbery. Los participantes han venido de toda la región y comparten un rasgo común: todos han adoptado un galgo.

«Además de reunirnos, con estas salidas pretendemos que la gente se acostumbre a ver galgos y concienciar sobre su situación», comenta Antonio. Y es que, desde hace años, el galgo sufre un especie de genocidio silencioso que los defensores de esta raza típicamente española que aparece citada en 'El Quijote' tratan de frenar. Utilizados, fundamentalmente, en canódromos y como perros de caza, tan sólo aguantan en estas actividades entre tres y cuatro años antes de ser reemplazados por otros ejemplares más jóvenes. Así, con una vida media que ronda entre 12 y 14 años, en plena juventud, los animales son sacrificados, en ocasiones con crueldad, o condenados a la muerte en una perrera.

Con tres y cuatro camadas anuales, los criadores sólo seleccionan unos pocos ejemplares para esos fines.

Unos pocos colectivos tratan, desde hace unos años, frenar esta dinámica impulsando la adopción de los galgos. «En los dos últimos años se han adoptado 70 en Asturias», comenta Alfonso Antonio. Actualmente, el colectivo, que cuenta con el apoyo de Amigos del Perro, impulsa la adopción y acogimiento.

A través de su web (www.galgoastur.com) se puede encontrar información sobre esos animales. El colectivo se comunica entre ellos a través de las redes sociales de forma constante.

«No buscamos la adopción sin más, queremos asegurar que el animal y la familia encajarán bien. Por eso hacemos un cuestionario previo a las personas interesadas y las visitamos; también prestamos un apoyo durante todo el proceso para que la adopción vaya bien», comenta Alfonso, que no duda en elogiar las virtudes del galgo como animal de compañía

«Son muy tranquilos en las casas, son como gatos. Se lleva muy bien con otros animales y con las personas. Es un animal cariñoso, muy tranquilo, puede echar una carrera explosiva, pero luego te pide volver a casa. Es friolero y en estos días los sacamos siempre con manta. Si está un poco de tiempo parado, comienza a tiritar», comentó. Como ejemplo, durante la reunión apenas se escuchaban ladridos entre los animales.

Su paseo por Avilés sirvió no sólo para demostrar la belleza y nobleza del animal, también la felicidad que aportan a sus familias de acogida.

Fotos

Vídeos