50 años de feligreses ejemplares

La Coral Voces de Cimadevilla y el Grupo Folclórico Jovellanos pusieron la nota musical durante la misa El Coto homenajea a Evencio Estrada y Rosa Martínez al festejar San Nicolás

MARCO MENÉNDEZGIJÓN.
Evencio Estrada y Rosa Martínez, junto a sus familiares y los párrocos celebrantes, Adolfo Mariño y Fernando Fueyo. ::                             JOAQUÍN BILBAO/
Evencio Estrada y Rosa Martínez, junto a sus familiares y los párrocos celebrantes, Adolfo Mariño y Fernando Fueyo. :: JOAQUÍN BILBAO

La iglesia parroquial de San Nicolás de Bari, de El Coto, se vio repleta ayer de fieles que acudieron a celebrar el día grande de sus fiestas. Una jornada en la que, como es tradicional, se rinde un homenaje al 'feligrés ejemplar'. En esta ocasión, la distinción la recibió el matrimonio formado por Evencio Estrada y Rosa Martínez, que acaba de celebrar sus Bodas de Oro.

La jornada comenzó al mediodía, con una solemne misa concelebrada que estuvo presidida por Adolfo Mariño, vicario de Gijón y del Oriente de Asturias y párroco de San José. Coofició el párroco de San Nicolás de Bari, Fernando Fueyo, y también estuvieron presentes varios sacerdotes de las parroquias gijonesas y alrededores. En total, en el presbiterio hubo cerca de una treintena de sacerdotes que no se quisieron perder una celebración con tanto poder de convocatoria como la de El Coto.

La misa también contó con música, que en esta ocasión corrió a cargo de la Coral Voces de Cimadevilla y del grupo folclórico Jovellanos.

Al final de la celebración tuvo lugar uno de los actos más entrañables de estas fiestas, como es el homenaje al 'feligrés ejemplar'. En esta ocasión, el Consejo Parroquial decidió por unanimidad reconocer a Evencio Estrada y Rosa Martínez, quienes celebran estos días sus Bodas de Oro y desde el nacimiento de la parroquia -hace ya 30 años- han sido «constantes colaboradores» en todas las actividades, como la catequesis, responsables de calle, grupos de liturgia, lectura creyente de la Biblia, estudio del catecismo y un largo etcétera. El matrimonio estuvo arropado en todo momento por sus hijos y nietos.

Suerte con el tiempo

Acto seguido, comenzó la procesión por las inmediaciones del templo parroquial, con la participación del grupo folclórico Jovellanos. La marcha estuvo presidida por las imágenes de San Nicolás y la Purísima. El párroco Fernando Fueyo celebraba que «este año tuvimos suerte con el tiempo y pudimos celebrarla». Pero los parroquianos no cerraron ahí la jornada festiva, ya que pudieron disfrutar de una comida de hermandad en el restaurante El Pinal y del baile posterior organizado en los salones del local. 350 personas disfrutaron hasta primeras horas de la noche.

Los festejos finalizan hoy con una fiesta infantil. De 11 a 13 horas y de 16 a 20 horas, los más pequeños de El Coto podrán divertirse con numerosas actividades organizadas por la parroquia, como una gymkana, talleres manuales, karaoke y distintos tipo de juegos para los niños. El punto final será una merienda a la que están invitados todos los niños.

Fotos

Vídeos