Cinco minutos visuales para competir en el mundo

El director calificó el trabajo de 'Where is Asturias?' como «regalo de Navidad», que contará con Ada, una robótica y aventajada alumna La Politécnica dispone ya de un vídeo promocional propio

EVA MONTESGIJÓN.
Juan Carlos Campo, Dolores Fernández, Begoña Pane e Hilario López, en el Aula Magna. ::                             JORGE PETEIRO/
Juan Carlos Campo, Dolores Fernández, Begoña Pane e Hilario López, en el Aula Magna. :: JORGE PETEIRO

De alguna manera, el nombre de la empresa de marketing que realizó el vídeo promocional encierra en sí mismo la razón de que la Escuela Politécnica de Ingeniería quiera abrirse al mundo. ¿Dónde está Asturias? es el nombre traducido de Where is Asturias?, que trata con su trabajo de situar en el mundo este pequeño pedazo de España. Y de su mano, de la de la empresa de Adele Robots, y de la del alumno Rodrigo Álvarez, el centro más internacional de la Universidad de Oviedo quiere situarse en el mundo. Una suma de sinergias que ha producido una carta de presentación completa.

Este vídeo de 5 minutos muestra no sólo lo que es y lo queimparte la Escuela Politécnica de Ingeniería, sino dónde está situada y lo que aporta a la comunidad. «Cuando una persona toma la importante decisición de estudiar fuera de casa no solo mira la calidad de la Universidad, que es importante, sino su entorno, y pensamos que la escuela no solo tiene que vender prestigio, sino destino», explicó Dolores Fernández. Y así nació un trabajo que aúna Universidad, Parque Tecnológico y ciudad.

Un dibujo coral

Es como un dibujo coral en el que toma la palabra el director de la escuela, el del parque tecnológico, una profesora, una alumna local, un chino y un ruso para identificar estudios y proyección. «La EPI no tiene nada que envidiar a otros centros de España ni del extranjero, pero cuando entras en internet se le adelantan otras universidades politécnicas y al final los estudiantes se van a Madrid porque de allí hay más información. Y resulta que en la página web de la EPI entran a diario 4.000 personas. Es una cifra muy importante», cuenta Dolores Fernández. Pero no es solo estético el producto. Una escuela de ingeniería tiene que dejar su marca registrada. Y de eso se encargará Ada, «una estudiante que solo habla inglés y a la que hay que enseñárselo todo». El que la presenta es Celestino Álvarez, antiguo alumno de la hoy Politécnica que se ha atrevido a montar en Asturias una empresa de robótica, Adele Robots. «Hemos creado un dibujo robotizado que interactúa a través de texto y que proporciona información», explica Celestino Álvarez, si bien hasta primeros de 2013 no entrará a formar parte del vídeo promocional.

Y por último, la aportación del más joven cierra el círculo de la tecnología. Rodrigo Álvarez, reciente ganador de un premio a la innovación por una aplicación telefónica, ha unido su nombre a la promoción de su escuela. Ha creado otra aplicación para teléfono móvil que permite seguir la actividad de la Politécnica, mediante técnica twiter, en tiempo real. «Todos tenemos que aportar porque si no nos hundimos todos», resumió Celestino Alvarez, mientras recorría su vieja escuela.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos