Fomento rechaza la toponimia asturiana porque «el castellano es el único idioma oficial»

R. MUÑIZOVIEDO.

El Ministerio de Fomento mantendrá el castellano en las paneles informativos de carreteras y autopistas y lo hará porque «el único idioma oficial del Principado de Asturias es el idioma castellano». Así consta en una respuesta que acaba de recibir el senador asturiano de IU, Jesús Iglesias, quien pidió explicaciones por lo que entiende como una contradicción. Iglesias advertía de que «la puesta en servicio de distintos tramos de autopistas y autovías en Asturias está conllevando la colocación de diferentes señales que contienen la denominación de los lugares por los que discurren» pero que los nombres indicados «no reflejan la toponimia oficial en asturiano aprobada por el Gobierno de Asturias».

En efecto, la toponimia regional ha fijado en los últimos años que Balmori pase a ser conocido oficialmente como Valmori; el nombre legal de San Juan de Nieva es San Xuan de Nieva, Rioseco es Riosecu; Cenero se oficializó como L'Abadía de Cenero y Gijón varió a 'Gijón / Xixón'.

En su respuesta, el Ejecutivo central elude tomar en consideración estos cambios, aprobados mediante sucesivos decretos de la Consejería de Cultura a instancias de la Junta Asesora de Toponimia del Principado. Por contra, el Gobierno de Mariano Rajoy se remite al Estatuto de Autonomía del Principado, norma que «no hace en ninguno de sus artículos una declaración expresa del bable como lengua oficial». La norma que regula la señalización vertical que es competencia del Ministerio de Fomento expresa que «en aquellas comunidades sin lengua oficial propia, el idioma a emplear en la señalización vertical de carreteras será el castellano». Dado que las ordenanzas ministeriales no contemplan soluciones intermedias ni atienden a la toponimia autonómica, Fomento anuncia su intención de seguir ciñéndose a sus reglamentos y «tiene previsto actuar de la misma manera en los nuevos tramos que se abran al tráfico en el futuro».

Fotos

Vídeos