El Calixtino se acerca a Asturias

Un facsímil del famoso códice de Santiago de Compostela se expone en el Archivo Histórico junto a otras piezas

MARÍA LASTRAOVIEDO.
El facsímil del Códice Calixtino, expuesto en una urna en el Archivo Histórico de Asturias, y, a la derecha, reproducciones de dos de sus páginas. ::                             FOTOS: JESÚS DÍAZ/
El facsímil del Códice Calixtino, expuesto en una urna en el Archivo Histórico de Asturias, y, a la derecha, reproducciones de dos de sus páginas. :: FOTOS: JESÚS DÍAZ

Desde ayer y hasta el 23 de febrero, se puede admirar en Asturias la exposición 'A la luz del Calixtino, el códice de Santiago'. Una muestra que, desde las instalaciones del Archivo Histórico, en Oviedo, tratarán de acercar al visitante a las páginas y a la historia de este libro, famoso en el mundo entero y muy de actualidad desde que fue robado de la Catedral de Santiago. «Un libro que sobrevivió a otros asaltos y a incendios, según reconocía Calixto II en unas cartas», recordó José Paz Gestoso, gerente del Plan Xacobeo, entidad que organiza la muestra. «La muestra es un viaje por el tiempo con textos, pinturas, fotografías, la edición facsímil del códice o una réplica de la cruz de Alfonso III, así como fotografías actuales del Camino de Santiago, que ilustran textos del libro», resumió.

La consejera de Cultura del Principado, Ana González, destacó la importancia del libro y la necesidad de profundizar en su estudio, así como la «íntima relación que tiene el Camino de Santiago con Asturias, un fenómeno artístico y cultural que deja a sus orillas auténticas joyas que todos deberían admirar, como las que atesora la Cámara Santa de Oviedo».

El libro fue encargado por Diego Gelmírez, primer arzobispo de Santiago, hacia 1120 a un grupo de teólogos. Se conoce como calixtino porque sus autores trataron de hacer ver en todo momento que era el papa Calixto II el autor de su redacción.