El Serida aconseja un abono moderado en los manzanos para garantizar su calidad

Villaviciosa acogió ayer las jornadas de poda y cuidados de invierno en las que participaron cerca de 300 personas

LYDIA ISVILLAVICIOSA.
Un momento de la explicación práctica de la poda de manzanos de sidra, ayer, en el Serida. ::                             L. I. A./
Un momento de la explicación práctica de la poda de manzanos de sidra, ayer, en el Serida. :: L. I. A.

El equipo del programa de fruticultura del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida), coordinado por Enrique Dapena, organizó ayer en el Teatro Riera las XXV Jornadas de Poda y Cuidados de Invierno en plantaciones de manzano de sidra en las que se dieron a conocer los últimos resultados de la investigación que desarrollan en las instalaciones de Villaviciosa.

Según explicó Dapena, «lo que más suele preocupar a los propietarios de las plantaciones son los roedores y los fertilizantes», por lo que para los primeros aconsejó «mantener la hierba baja y actuar en el momento en que se detectan» y para los segundos «equilibrar su uso». La tendencia actual, apuntó, es moderada, con abonos anuales que equilibren el desarrollo del árbol con la fructificación. «La clave en un producto de calidad está en los abonos», añadió. Y para las plantaciones ecológicas, Dapena mostró ayer varias opciones de fertilización con abonos orgánicos.

Asimismo, habló sobre protección fitosanitaria en invierno, sobre nuevas plantaciones y sobre los aspectos concretos de la poda de formación y de fructificación en plantaciones tradicionales y de eje, de las que aseguró que «aunque todas tienen cierta complejidad, el modelo de eje es más fáciles de mantener».

Las jornadas, en las que participaron cerca de 300 personas, finalizaron con una clase práctica en una parcela del Serida donde se inició en 2008 una plantación con las 22 clases de manzana acogidas a la Denominación de Origen Protegida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos