Los ecologistas exigen que no se permita construir viviendas en El Espartal

Los colectivos muestran su sorpresa ante el «cambio de posición del Gobierno» y lamenta que se «esgrima el criterio económico» como causa

A. P.SALINAS.

Doce organizaciones ambientales han vuelto a exigir que no se permita edificar en el sistema dunar de El Espartal para proteger el ecosistema del campo de dunas.

El colectivo quiso mostrar su «sorpresa ante el cambio de posición mostrado por el Gobierno municipal, que ahora contradice posiciones anteriores, sin ninguna justificación válida conocida». Además, han dejado clara su perplejidad «por la pretensión de degradar un espacio que puede ser objetivamente tan valioso como aquel que se pretendía urbanizar en un principio», y su indignación porque «el único criterio hasta ahora esgrimido es el económico».

Por ello, el colectivo de asociaciones ambientales rechaza «la intención del Gobierno municipal de atender a los intereses especulativos de los promotores», y además sostiene que «no entendemos posible que se continúe apoyando la construcción de urbanizaciones innecesarias, más aún en el entorno de especial interés ambiental», mostrando su «firme oposición a esta iniciativa especuladora».

Los grupos conservacionistas y ecologistas también aprovecharon para recordar que enero de 2011 ya habían hecho pública su postura al respecto, valorando el conjunto que forman el campo dunar, el tramo del final del río Raíces y los acantilados meridionales como «un conjunto absolutamente singular en toda la costa asturiana, hasta ahora injustamente postergado». Durante los actos de celebración del Día Mundial del Medio Ambiente de 2010 el colectivo ya había demandado la protección integral para este importante sistema geobiológico.