Del pupitre al patio de butacas

La lluvia obligó de nuevo a suspender espectáculos de calle en un día en el que se debatió sobre la situación de la escena en Europa Casi 4.500 escolares de 45 colegios asturianos participan en las sesiones escolares de Feten, un millar más que en 2012

M. F. ANTUÑAGIJÓN.
El Teatro Jovellanos repleto de niños en una de las sesiones para escolares. ::
                             ÁLEX PIÑA/
El Teatro Jovellanos repleto de niños en una de las sesiones para escolares. :: ÁLEX PIÑA

Son las once de la mañana y el Teatro Jovellanos registra un inusual barullo. En el patio de butacas, alumnos de los colegios Jovellanos, Ursulinas, Clarín, Honesto Batalón, Cabrales y Andolina esperan a que los cómicos de la Companyia Pep Bou, llegada desde Cataluña, comiencen su espectáculo. 'Clinc!, que así se titula, es recibido con un sonoro aplauso y un entusiasmo que irá en aumento. Ofrecen los catalanes una delicatessen visual a base de pompas de jabón, de juegos de sombras y luces y los aplausos se mulplican. También las risas en medio de un humor sin palabras que conquista con abrumadora facilidad.

Todos esos chicos que ayer disfrutaron de las pompas de jabón lo hicieron previo pago de dos euros. Es el precio que este año tienen las funciones para escolares de Feten, que, gracias al patrocinio de la Unión de Comerciantes, se ha reducido respecto al pasado año. Son 4.464 los niños que asistirán este 2013 a las representaciones, casi un millar más que en 2012. Alumnos de treinta y ocho de centros educativos de Gijón y siete de Ribadesella, Grado, Oviedo, Villaviciosa y Teverga son quienes disfrutan de los 29 espectáculos programados para ellos.

Estudiantes al margen, Feten volvió ayer a ser víctima de la lluvia, lo que motivó la suspensión de espectáculos de calle vespertinos en el Parchís y Begoña.

Debates en el CCAI

Claro que además de al espectáculo, la Feria Europea de Artes Escénicas se abrió ayer al debate. La situación del sector en Europa en un marco de restricciones presupuestarias fue el eje central de la mesa redonda celebrada en el Antiguo Instituto y en la que participaron profesionales de Alemania, Austria y Holanda. Durante la tarde, el debate se trasladó hacia los sectores implicados en el ciclo de la creación, la producción, la programación y exhibición y la distribución escénicas.