La biznieta de Pérez Galdós se entierra hoy en el concejo de Parres

María Ángeles Verde falleció el martes en Santander. Sus cenizas serán depositadas en el cementerio de la parroquia de Collía, de donde era su bisabuela

A. MORIYÓNARRIONDAS.
María Ángeles Verde junto a su hermano Rafael, en la Casa de Cultura de Arriondas que lleva el nombre de su bisabuelo. ::                             S. S. M./
María Ángeles Verde junto a su hermano Rafael, en la Casa de Cultura de Arriondas que lleva el nombre de su bisabuelo. :: S. S. M.

María Ángeles Verde Franco, biznieta del escritor Benito Pérez Galdós y de la parraguesa Lorenza Cobián, falleció el pasado martes en Santander y sus cenizas serán enterradas hoy al mediodía en el cementerio parroquial de Santo Tomás de Collía, en el concejo de Parres. Allí descansan también los restos fúnebres de su abuelo, Juan Verde, casado con María Pérez Galdós Cobián, única hija del escritor y fruto de la relación que éste mantuvo con la parraguesa a finales del siglo XIX.

Tanto María Pérez Galdós como todos sus descendientes siempre han conservado lazos con el pueblo de Bodes, de donde era oriunda Lorenza, hasta tal punto que el Ayuntamiento de Parres le puso el nombre del ilustre escritor a la Casa de Cultura de Arriondas en octubre de 2008. En aquel acto participó la propia María Ángeles Verde Franco, y su hermano Rafael, quienes en nombre de toda la familia realizaron una importante donación de libros a la biblioteca municipal.

Días antes la propia María Ángeles Verde relataba a EL COMERCIO la historia de amor entre Benito Pérez Galdós y Lorenza Cobián. Se conocieron en Santander, donde la joven parraguesa pasaba largas temporadas con unos familiares, y durante aquel cortejo el escritor se burló de Lorenza porque no había leído ninguno de sus libros. Fue en 1891 cuando engendraron a María Pérez Galdós Cobián aunque la pareja nunca llegó a casarse. Según el relato de su biznieta, ahora fallecida, Benito Pérez Galdós se lo pidió a Lorenza, «pero ella no quiso porque no creía en el matrimonio». Esto no impidió que la hija de ambos fuera reconocida por el escritor, quien se ocupó de su manutención y de su educación. Como prueba de las esporádicas visitas de Pérez Galdós al oriente de Asturias quedarán para siempre en la historia de la literatura española fragmentos de su obra 'El amigo manso', en los que el escritor describe la zona de Covadonga y Parres.

María Pérez Galdós, ya casada con Juan Verde, hizo de la finca de El Gallán, en Bodes, su casa de veraneo durante muchos años. La vinculación con el concejo de Parres era tal que Juan Verde, fallecido en 1959, fue enterrado en el cementerio de Collía. Una vez que murió María Pérez Galdós, en 1906, sus hijos decidieron poner la vivienda familiar en venta. La relación con el concejo sigue aún muy viva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos