«Mi padre luchó por estas instalaciones»

El polideportivo de San Claudio pasa a llamarse José Ramón Suárez, el nombre del presidente del club de fútbol durante 23 años

ANA SALASOVIEDO.
El alcalde presidió el cambio del nombre del polideportivo de San Claudio. ::                             JESÚS DÍAZ/
El alcalde presidió el cambio del nombre del polideportivo de San Claudio. :: JESÚS DÍAZ

A las cinco de la mañana se levantaba a diario José Ramón Suárez Fernández. Con un todoterreno y una tabla en la que se subía su hija Verónica allanaba el campo de fútbol de arena y piedras de las instalaciones de La Vallina, donde entrenaban los miembros de la Unión Deportiva San Claudio. Una escena que repitió durante años y durante años también luchó por tener un nuevo equipamiento, y lo consiguió. En 2004 el Ayuntamiento inauguró en la antigua finca El Castañeo el actual polideportivo al que ayer le cambió el nombre por el de José Ramón Suárez Fernández. Presidió el club ovetense durante 23 años. Desde 1988 hasta el mismo día que falleció, el 13 de marzo de 2012.

El alcalde, Agustín Iglesias Caunedo, descubrió ayer una placa en su honor y alabó la figura de un «ciudadano ejemplar, capaz de defender los intereses de los vecinos sumando y no enfrentando». Animó al nuevo presidente, José Ramón Fernández, a «mantener vivo el recuerdo y transmitir los valores» que su predecesor defendió. Caunedo lo recordó como un hombre «riguroso, metódico y serio» para su pueblo y su club. Su hija Nuria agradeció al Ayuntamiento que le ponga el nombre de su padre al polideportivo que «soñó y luchó por conseguir». Saber que ahora se llama José Ramón Suárez Fernández «sería lo que más ilusión le haría». Fue un hombre de carácter, con «mucha fuerza, genio, temperamento, que hizo amigos y enemigos, que tuvo que enfrentarse a mucha gente» pero que consiguió que San Claudio olvidara las «malas instalaciones de La Vallina» por las que ahora llevan su nombre, recordó su hija pequeña Verónica de su padre, que murió «siendo presidente» del San Claudio.

Falleció a los 69 años después de una dolencia cardíaca pero sin que nadie lo esperara. Por eso ayer sus familiares se emocionaban al pensar y hablar de él. También sus vecinos, compañeros y miembros del club. En total son 170 desde prebenjamines a aficionados senior, que juegan en Primera Regional. Forman parte de 14 equipos y una escuela de fútbol que entrenan en las instalaciones municipales. Las comparten con el Oviedo Balonmano además de con los vecinos. Por eso, el pequeño acto de ayer reunió a un buen número de personas en el polideportivo y a políticos de la Corporación municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos