Siero estudia instalar una red de calor en edificios públicos y viviendas de la Pola

El proyecto se presentará el próximo lunes, a las 20 horas, en el Palacio de Santa Cruz, e invita a las comunidades de vecinos y administradores

J. C. D.POLA DE SIERO.
Luis Vázquez y Engracia Valle, ayer en la presentación. ::
                             E. C./
Luis Vázquez y Engracia Valle, ayer en la presentación. :: E. C.

El Gobierno de Siero está estudiando la instalación de una red de calor en Pola de Siero, de la que se beneficiarían los edificios públicos y las comunidades de vecinos que dispongan de una calefacción central. El proyecto se presentará el próximo lunes, a las 20 horas, en el Palacio de Santa Cruz, en un acto abierto al que están invitados los administradores de fincas y presidentes de comunidades.

El Ayuntamiento pretende reducir con esta red de calor entre un 20 y un 30% el coste energético para los usuarios conectados, hacer más predecible la evolución del coste, que no subiría en el futuro por encima de la inflación y disminuir sensiblemente la polución atmosférica en la localidad, según explicó ayer el concejal de Economía, Luis Vázquez.

El Ayuntamiento realizará un estudio de viabilidad para conocer la demanda de calefacción y agua caliente sanitaria (ACS). Las redes de calor suministran a varios edificios de forma simultánea mediante redes de tuberías por las que circula el agua caliente. Constan de, al menos, un equipo de generación térmica, uno o varios circuitos de tuberías y un intercambiador de calor instalado en cada edificio.

Aunque las redes de calor utilizan varios tipos de combustible, la rebaja del impacto ambiental y del coste de la energía se consigue con la biomasa, que sustituiría a los actuales sistemas individuales de gas natural, gasóleo o electricidad. La biomasa permitiría, según Vázquez, «aprovechar de una forma más eficaz y sostenible los recursos forestales del concejo, lo que potenciaría el desarrollo de nuestra zona rural».

La concejala de Urbanismo, Engracia Valle, comentó, por su parte, que las redes de calor se llevan utilizando desde hace varias décadas en países como Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Francia o Suiza para suministrar de energía tanto a viviendas particulares como a edificios públicos.

Fotos

Vídeos