El Caribe exporta gol

Bryan es el máximo artillero de Liga Nacional con 25 tantosEn su primer año en el Romanón, el delantero nacido en la República Dominicana ha sorprendido por su velocidad y sus goles

ALBERTO PEDROCHEGIJÓN.
Bryan Jiménez, posa con un balón junto a una portería. ::
                             MARIO ROJAS/
Bryan Jiménez, posa con un balón junto a una portería. :: MARIO ROJAS

El jugador que actualmente encabeza la relación de goleadores en Liga Nacional es posiblemente un líder inesperado. Bryan Jiménez González, de 19 años de edad, llegó al Romanón este verano procedente de Los Arcos, de Segunda Juvenil. Y, en su último año de formación y sin haber jugado nunca en equipos potentes ni en las categorías más exigentes de la base, ha marcado 25 goles y se postula como el principal candidato para adjudicarse el Trofeo Quini de la categoría. Su actual entrenador, Diego Caces, fue el que le fichó. «Era un futbolista infravalorado, que jugaba en una categoría que no estaba acorde a su capacidad», recuerda.

Bryan tiene a sus espaldas una historia curiosa, ya que hasta los 12 años nunca había jugado al fútbol. Nació en la República Dominicana y allí el deporte rey es otro: el béisbol. Cuando llegó a España, junto a sus padres y a su hermano, comenzó a aficionarse al fútbol y a practicarlo en el parque con sus amigos. «Los primeros días era muy malo», comenta entre risas, pero se esforzó por aprender y mejorar, y ahora es un deporte que le apasiona y le encandila cada día más.

El inicio, en el Grisú

Un amigo le animó a jugar en el Grisú. Allí comenzó su carrera en infantiles. Ya en cadetes y en sus dos primeros años de juvenil vistió la camiseta de Los Arcos, aportando una seña de identidad muy clara al juego desde entonces: «Creo que sobre todo soy un delantero muy rápido». Sus números son muy buenos y, además de sus aptitudes, hay otra cosa que le ha ayudado mucho a dar un salto de calidad. «No pensaba que iba a salir tan bien la temporada, pero todo se lo debo a los compañeros y a la gente del club. Estoy muy contento con ellos», reconoce. Precisamente, sobre los otros componentes de la plantilla resalta que son «unos jugadores impresionantes», y destaca a dos por encima del resto: el central Ricardo y el centrocampista César.

Más allá del balón, tampoco descuida los libros. De hecho cursa un módulo de Telecomunicaciones. «No me quejo de cómo me va, pero creo que se me da mejor el fútbol», ironiza. Tanto si finaliza como máximo goleador como si no, la temporada que viene seguro que recibirá varias ofertas de equipos regionales: «Pero en lo único que pienso ahora mismo es en dejar al Romanón lo más arriba posible. Luego quiero seguir jugando al fútbol y ya veremos al final de la temporada si me llama algún equipo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos