Felgueroso defiende el diseño del carril bici como «la mejor decisión»

Frente a las críticas, asegura que permite compatibilizar la «tranquilidad» de los peatones y una «circulación fluida»

O. ESTEBANGIJÓN.
Una joven circula por el carril bici del Muro. ::                             JORGE PETEIRO/
Una joven circula por el carril bici del Muro. :: JORGE PETEIRO

Es consciente de las muchas críticas que hay en la calle contra un carril bici que, sin inauguración oficial, muchos han estrenado ya. El concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Rafael Felgueroso, defendió ayer el diseño adoptado en el Muro como «la mejor decisión», frente a quienes opinan que habría que haber optado por otras alternativas, como la supresión de la mediana de la vía, por ejemplo. Considera Felgueroso que con la eliminación de un carril de circulación en sentido hacia el Campo Valdés, se ha conseguido un triple objetivo. A saber: en primer lugar, «posibilitar que toda la gente que utiliza el paseo del Muro de forma peatonal lo pueda seguir haciendo con la tranquilidad oportuna», es decir, sin compartir espacio con los ciclistas, habitual motivo de problemas hasta ahora. De hecho, desde el área de Tráfico municipal admiten que uno de los carriles bici que más conflictos provocan es el de Poniente, que es en realidad una acera compartida.

El segundo objetivo que se ha conseguido, a juicio de Felgueroso, es facilitar «el uso de la bici en una dimensión que entendemos que es la suficiente para que puedan circular». Esto es, el concejal defiende que las medidas del carril bici son las correctas, en la misma línea en la que se han expresado otros miembros del equipo de gobierno e incluso la propia alcaldesa. Los ciclistas han denunciado que el carril es demasiado estrecho, incluso aseguran que no cumple la normativa. También el PSOE es de esa opinión y compararon el proyecto que finalmente se ha ejecutado con el que se diseñó hace un año, y que preveía un carril ciclista más ancho. Foro asegura lo contrario y dice que sí se cumplen las medidas mínimas. La parte más estrecha del carril, en su último tramo, pasa a ser de un único sentido.

El tercer objetivo marcado por el Ayuntamiento era «permitir una circulación fluida de los vehículos». Y eso, considera Rafael Felgueroso, se conseguirá. En este sentido, desde Tráfico sí se muestran preocupados por los posibles problemas que se darán durante el verano, aunque avanzan que la Policía Local estará vigilante y se establecerán rutas alternativas en caso de que sea necesario.

Es, por tanto, la «mejor solución», siempre que no se opte por el soterramiento del tráfico, idea inicial del plan del Muro, recordó. Finalmente, Felgueroso destacó que se ha establecido un «sistema de seguridad» que permitiría que los vehículos invadir el carril bici, pasando por encima de los elementos separadores, en caso de que fuera necesario ceder el paso a un vehículo de emergencia.