La Fundación Cristina Masaveu gestionará la valiosa colección de la familia

El objetivo es ampliar su difusión con muestras, publicaciones y cesión de obra, así como «una razonable explotación» que permita costear en parte su conservación

PACHÉ MERAYOGIJÓN.
'Santa Catalina'. De Zurbarán, pintada entre 1635 y 1640 y cedida a una exposición de Sevilla./
'Santa Catalina'. De Zurbarán, pintada entre 1635 y 1640 y cedida a una exposición de Sevilla.

La Colección Masaveu, uno de los conjuntos de arte más importantes en manos privadas del mundo, estrena nuevo gobierno. Un acuerdo firmado el pasado mes de marzo traslada la gestión del valioso fondo de la Corporación Masaveu, el grupo empresarial familiar con sede en Oviedo y presencia a nivel internacional que la custodiaba desde hace décadas, a la Fundación Cristina Masaveu Peterson, constituida en 2006 y entre cuyos fines destaca «la difusión del Patrimonio Histórico Español y la promoción de las artes y la cultura en general». Significa esto, según ha podido saber EL COMERCIO, que la citada institución es ahora quién se encargará de su «explotación artística». Y lo hará «a través de distintos proyectos culturales, expositivos, publicaciones o por otros medios», lo que permitirá, «por un lado, la difusión y mejor conocimiento en nuestra sociedad de tan prestigioso patrimonio artístico» y , por otro, «contribuir a que su titular pueda obtener una razonable explotación y costear la óptima conservación y constante restauración que precisa las obras que integran la colección».

Éste último término supone una novedad, ya que hasta la fecha, los custodios del fondo de arte, no tenían otra voluntad que alimentar su extrema «pasión» hacia el coleccionismo, sin albergar la posibilidad de que dicho fondo pudiera generar parte de los recursos necesarios para su mantenimiento.

Al margen de esa explotación, aún si definir, en la sede de la Fundación Masaveu ya se han estrenado en la gestión de la colección con el préstamo de la 'Santa Catalina', que Francisco de Zurbarán pintó en la tercera década del siglo XVII. Reclamada por Sevilla para la exposición 'Santas de Zurbarán: Devoción y Persuasión', permanecerá en Andalucía hasta final de mes. En estos momentos es la única pieza que se mantiene alejada del conjunto, pero son muchísimas las solicitudes de obra que llegan, según fuentes de la Fundación, de todos los rincones del mundo.

Grandes maestros

La compra venta de joyas del arte y objetos antiguos, entre los que cabe señalar un violín Stradivarius que perteneció al conde de Villares o el 'Libro de Horas' de Carlos V, de Jean Poyet, ha estado siempre entre las actividades en las que Corporación Masaveu se diversifica. De hecho hace décadas que nutre esa pasión y por ende las existencias de la colección con adquisiciones en el mercado nacional e internacional. Adquisiciones que han llevado a sus paredes obras de prácticamente todos los grandes maestros de la historia del arte. Goya, El Greco, Murillo, Zurbarán, Meléndez, Hiepes, Ribera, Rafael, Rubens, Mengs, El Bosco, Gerung, Nonell, Rusiñol, Camarasa, Casas, Sorolla..., pero también Juan Gris, Picasso, Chillida, Dalí, Tapies, Antonio López, Henry Moore, Andy Warhol y Georges Braque, entre otros.

Ese conjunto se une al que lleva poco más de un lustro creando la Fundación Cristina Masaveu, dedicado exclusivamente al arte contemporáneo y especialmente a los artistas de la tierra, aunque en él se encuentran firmas de fuera como la del leonés Alberto García-Alix, autor del proyecto sobre Asturias que estos días se muestra en Lisboa.

Fotos

Vídeos