Montes sostenibles y rentables

Un estudio demuestra en Illano que hay sistemas eficientes de producción ganadera en zonas ocupadas en su mayor parte por matorral El SERIDA anima a utilizar los recursos naturales ahora desaprovechados

LIDIA ÁLVAREZILLANO.
Más de 150 personas participaron en la jornada desarrollada en la Siera de San Isidro, en Illano. ::                             E. C./
Más de 150 personas participaron en la jornada desarrollada en la Siera de San Isidro, en Illano. :: E. C.

Buscar modelos rentables económicamente, aunando la sostenibilidad de los territorios y el respeto al medio ambiente. Es el objetivo principal de la investigación desarrollada por el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (SERIDA), que ayer presentó sus resultados en una jornada de puertas abiertas en Illano, con la presencia de más de 150 personas interesadas en el proyecto, tanto de Asturias como de otras provincias de la cornisa cantábrica.

Más de una quinta parte de la superficie total de Asturias está formada por matorral, principalmente brezo y tojo. La infrautilización de estos territorios, además del desaprovechamiento de los recursos disponibles, lleva aparejada una acumulación de biomasa leñosa que, a menudo se convierte en material combustible para el fuego y provoca la erosión y el empobrecimiento del suelo.

Por eso, la investigación del SERIDA se ha centrado en buscar «cómo poner en valor estas zonas, e intentar hacer sistemas rentables de producción ganadera que sirvan además para mantener a raya el matorral y que sea más sostenible», explicó Antonio Martínez, miembro del SERIDA.

Los trabajos se han desarrollado en la finca de El Carbayal, ubicada en la Sierra de San Isidro, concejo de Illano, observando cómo el ganado interactúa con el territorio: «Lo que hicimos fue mejorar una parte de la superficie. En función del ganado que se quiera mantener debe ser una u otra. Por ejemplo, para vacuno hay que mejorar al menos el 50% de esa superficie que tiene monte y en el caso de ganado ovino o caprino, se reduce a una tercera parte del terreno. Por eso se demuestra que los más rentables son los pequeños rumiantes».

El objetivo final es que, en estas zonas, que en los últimos años tienden a la despoblación, y donde los terrenos no cuentan con un potencial especial, «se puedan implantar modelos rentables; es decir, que seamos capaces de promover que se pueda vivir en el medio rural y procurar que haya actividad», añadió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos