Navarro es el tercer español del Tour tras Contador y Purito

El gijonés se metió ayer en la escapada del día, en la que sacó más de once minutos al grupo del líder Froome, y ocupa ahora el puesto 14 en la general por delante de Valverde

J. L. C. GIJÓN / GAP.
Dani Navarro, en un momento de la etapa de ayer, tras el corredor francés del Sojasun, Jean Marc Marino. ::
                             JACKY NAEGELEN / REUTERS/
Dani Navarro, en un momento de la etapa de ayer, tras el corredor francés del Sojasun, Jean Marc Marino. :: JACKY NAEGELEN / REUTERS

«Estoy cerca de los diez primeros de la general, que es uno de mis objetivos», manfiestaba ayer feliz a EL COMERCIO el gijonés Dani Navarro, tercer español en la clasificación general del Tour del centenario que domina Froome.

Sobre el desarrollo de la etapa de ayer, que ganó el portugués Rui Costa (Mosvistar), entre Vaison la Romaine y Gap, de 168 kilómetros, el corredor asturiano dice que «como siempre se salió muy rápido y hubo varios intentos de fuga hasta que me metí en la escapada definitiva».

Su compañero de equipo en Cofidis, Jerome Coppel llegó a solo 42 segundos del vencedor, «por lo que fue una lástima que no quedase en ese grupo con él».

Navarro entró a 1.26 minutos del citado corredor luso, pero recortó más de once minutos en la general a los mejores corredores del Tour y ahora es decimocuarto, por delante de ciclistas de la talla de Valverde, Cadel Evans, Andy Scheleck, Chavanel, Sagan y Porte, entre otros.

Pero al margen de intentar ganar una etapa, el gijonés está a solo cuatro minutos del top diez de la Grande Bouclé, por lo que «pese a que las sensaciones que tengo no son todo lo buenas que quisiera, vienen días mas favorables para mi con las etapas de montaña de esta semana».

En este sentido añade que «espero mejorar poco a poco y tengo mucha ilusión por conseguir los objetivos que me he marcado en este Tour en el se va a 1.000 por hora».

Costa (Movistar) se adjudicó la etapa y Froome (Sky), que sigue de líder, cruzó la línea de meta con el mismo tiempo que Contador después de una leve caída sin consecuencias.

Contador atacó hasta en tres ocasiones en el ascenso al puerto de Manse, de segunda categoría, cuya cima estaba a 12 kilómetros de la meta, pero no pudo distanciar al líder, el británico Chris Froome, lo que demuestra que el madrileño está vivo y que va a dar batalla en los cinco días que quedan de carrera.

El final de la contrarreloj de hoy, de 32 kilómetros, estará marcada por una fuerte tormenta, que los servicios meteorológicos prevén a partir de las cuatro de la tarde, hora a la que saldrá Rogers (duodécimo), por lo que el gijonés Navarro ya habrá salido.