El hotel M: 3,5 millones de euros

Solvia adquirió la finca en la calle del Real Oviedo y, de momento, permanece sin actividadEl Banco Sabadell Herrero realizó la operación a través de su filial de gestión hotelera

ANA SALASOVIEDO.
El establecimiento de la calle Comandante Vallespín está cerrado desde finales de junio. ::                             JESÚS DÍAZ/
El establecimiento de la calle Comandante Vallespín está cerrado desde finales de junio. :: JESÚS DÍAZ

Inverferma vendió a Solvia Hotels el 25 de junio la finca 3.640 por 3.574.476 euros, según consta en el Registro de la Propiedad. Inverferma es la empresa propiedad de José María Fernández Mayo y Solvia, la filial de Gestión hotelera integrada en la inmobiliaria del mismo nombre del Banco Sabadell. El número de la finca corresponde a la del hotel M en la calle Real Oviedo esquina Comandante Vallespín.

Se cerró así una operación que deja en el aire el futuro del establecimiento aunque, teniendo en cuenta que la adquisición la realizó la división hotelera, es probable que continúe siendo hotel. Se desconoce, sin embargo, cuándo será la reapertura y en qué condiciones. También el personal está pendiente de cómo funcionarán los siguientes responsables y de si contratarán a los anteriores trabajadores en plantilla, una opción que contemplan ya que la venta del hotel se produce tras realizar obras de ampliación.

De este modo, el empresario podría solucionar la situación que provocó el cierre de su otro hotel en la ciudad, Libretto, en la calle Marqués de Santa Cruz. Sucedió a finales de 2011 y sus empleados se fueron a la calle sin indemnizaciones, lo que ha supuesto la apertura de varios procedimientos judiciales. Ocho trabajadores lograron que el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), dependiente del Ministerio de Empleo, pagara parte de los importes. Quedan otros 40.000 euros que corresponde abonar al propietario. Esa es la cuantía que los trabajadores le reclaman en los tribunales. Sin embargo, el abogado de los empleados Diego García considera que no lograrán recuperar la parte que aún corresponde porque el juzgado ha declarado insolvente al Libretto y está el hotel M en un proceso similar. Lo que deja, según el letrado, a los empleados en una indefensión cada vez es más frecuente en la actual situación económica.

El hotel Libretto cerró, pero los trabajadores pensaban que reabriría en unos meses. Algo que no ha ocurrido. La situación, sin embargo, podría ser diferente en este caso, ya que la ciudad podría recuperar pronto uno de sus establecimientos de cuatro estrellas. De momento, son los dos únicos hoteles que han cerrado en la capital, después de la reapertura del hotel España. En temporadas bajas, el hotel Tryp también echa el pestillo, eso sí temporalmente. Una fórmula para evitar el cierre definitivo en un momento complicado del sector.

La situación del sector

La compra por parte de Solvia Hotels se produce en un verano en que los hoteleros están bajando los precios para atraer clientes y aún así registran menos reservas que el año pasado. Cuando denuncian, empresarios y políticos como ha hecho el Grupo Municipal de Foro Oviedo y corroborado el club de empresas Oviedo Congresos esta semana, que la falta de comunicaciones y de infraestructuras dejan de atraer a turistas y congresistas.

Ocurre a pesar de la apertura hace ya más de un año del Palacio de Congresos de Buenavista, que los empresarios llevaban años esperando pensando en que agitaría el mercado de la ciudad y de la región. Solo un congreso llenó los hoteles de la capital y del centro de la región. Ahora las reuniones son de menor tamaño también porque la crisis afecta a las empresas que antes promovían los congresos.