El Juanfersa Fegar supera con notable alto su segundo test de pretemporada

Salvo Cakic y Juanjo, toda la plantilla tuvo minutos en su primera aparición en Asturias, en un partido que ganó sin problemas al Torrelavega

J. L. CALLEJARIBADESELLA.
Sergio Crespo defiende una acción de ataque del gijonés Pablo Fernández en el partido de ayer en Ribadesella. ::                             SUSANA SAN MARTÍN/
Sergio Crespo defiende una acción de ataque del gijonés Pablo Fernández en el partido de ayer en Ribadesella. :: SUSANA SAN MARTÍN

El Juanfersa Grupo Fegar estuvo a buen nivel en su segundo partido de pretemporada, disputado ayer en Ribadesella ante el Torrelavega (29-21), en un encuentro en el que impuso su superioridad tras el descanso.

Los gijoneses mejoraron muchos aspectos del juego con respecto al duelo de hace una semana ante el Villa de Aranda, pero lo más importante es que todos jugaron sin que se produjesen ningún tipo de lesiones.

La primera parte resultó muy igualada, aunque el control del partido correspondió en todo momento a los gijoneses, que contaron con ventajas de dos goles. El tono en defensa que ofreció el equipo fue bastante mejor que en Aranda de Duero, con Maxi Cancio como bastión principal, con el pivote Abel Serdio en el centro.

El técnico jovellanista, Alberto Suárez, continuó dando minutos a los más jóvenes y en esta ocasión el turno le tocó al internacional promesas Iván Álvarez, que se desenvolvió muy bien en la primera línea, si bien las imprecisiones en ambos equipos fueron constantes a lo largo de esta primera mitad.

El Torrelavega se mostró muy rocoso con buenas acciones por parte del lateral izquierdo Sergio Crespo y de Calderón, que fueron los que marcaron las diferencias en el conjunto rival. Así las cosas, al descanso, la diferencia era favorable a los rojillos por dos tantos (14-12).

La reanudación sirve para el Juanfersa Fegar marcase las diferencias de forma clara sobre la cancha riosellana para abrir brecha en el marcador gracias a las acciones de Maxi Cancio en ataque, bien secundado desde el pivote por Ángel Paraja (18-14).

Los gijoneses impusieron su ritmo y los cántabros se vieron superados en el momento que los de Alberto Suárez ajustaron la defensa.

La ventaja en el marcador se incrementó gracias a los rápidos contraataques de Nacho Huerta y el joven David Ortega que aprovechó muy bien todos los minutos que le dio el técnico jovellanista, aunque el empuje del subcampeón del mundial junior, Álex Costoya, fue de gran ayuda en todo momento.

La superioridad rojilla fue grande en esta fase del encuentro, ya que los jovellanistas llegaron incluso a tener hasta diez tantos de diferencia a su favor (26-16), por lo que el choque estaba decidido y los más jóvenes tuvieron su oportunidad.

Cabe señalar que el central bosnio Amir Cakic y el lateral Juanjo Ruesga no jugaron por precaución.

De los extranjeros, Pepe Maia ofreció destellos de su calidad en los minutos finales, con dos tantos desde los nueve metros, que fueron muy aplaudidos por los aficionados, mientras que el portero Adam Savic causó una grata impresión durante el tiempo que estuvo en la cancha, si bien Emilio y Nacho también estuvieron a buen nivel.

El sábado, el Juanfersa Grupo Fegar recibirá al Valladolid en el Palacio en una nueva prueba.