Los hosteleros alegan contra las nuevas restricciones para fumar en zonas públicas

Piden que la Ley de Drogas del Principado permita consumir tabaco en todas las terrazas y defienden promociones como las barras libres

JAVIER FERNÁNDEZGIJÓN.

«Las prohibiciones que se pretenden aplicar chocan directamente con el principio de libre competencia». La hostelería asturiana celebra que el Principado haya decidido subir de los 16 a los 18 años la edad mínima para consumir bebidas alcohólicas y ve con buenos ojos que se trate de alejar a los menores del alcohol, pero rechaza el resto de cortapisas que propone el anteproyecto de Ley de Drogas. Entre las alegaciones que Hostelería de Asturias ya ha presentado al borrador se encuentra la petición de que se permitan promociones como concursos, barras libres u ofrecer dos copas al precio de una: «El alcohol es un producto legal como cualquier otro, por lo que no se puede poner trabas a su consumo».

Destaca, además, que con este tipo de estrategias «no se pretende buscar el consumo desmesurado», sino «vender un producto que está en el mercado como otro cualquiera». El Gobierno regional ya ha anunciado que las barras libres se permitirán en bodas y fiestas de fin de año y los empresarios recuerdan que en los eventos privados no puede establecerse la limitación.

La organización que dirige José Luis Álvarez Almeida rechaza, además, las nuevas restricciones al tabaco -que no se pueda fumar en las marquesinas del transporte público y en los retranqueos de fachada de más de un metro de profundidad- y pide que no amplie los efectos de la ley nacional antitabaco con la creación de nuevos espacios libres de humo. Una postura que reflejan también las alegaciones de Hostelería de Gijón, que ha reclamado, asimismo, que no se impongan sanciones a los empresarios en el caso de que, tras adquirir bebidas alcohólicas en un establecimiento, un cliente se las suministre a un menor de edad: «Nos obligan a perseguir a los consumidores dentro de nuestro propio local, es una tarea casi imposible».

Hostelería de Asturias también ha presentado quejas contra el apartado de las multas. Solicita que, al igual que ocurre con la ley estatal antitabaco, la norma que prepara el Ejecutivo de Javier Fernández especifique las distintas infracciones por las que tendrán que responder los dueños de los establecimientos en los que se cometan faltas.

Cambios en las terrazas

Aunque el anteproyecto no toca el tema, Hostelería de Asturias considera que los cambios normativos que prepara el Principado son «una oportunidad única» para avanzar en la definición de espacio al aire libre, que a su juicio es «confusa», y que la Consejería de Sanidad permita fumar en las terrazas. Para que los clientes puedan encenderse un pitillo, la zona debe estar rodeada lateralmente por un máximo de dos paredes y los hosteleros quieren que se les permita colocar «otros dos lados o solo uno». Para garantizar la un flujo de aire que impida la concentración de humo proponen que los muros adicionales no lleguen al techo y que su altura esté por debajo de los 1,5 metros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos