El poeta Francisco Álvarez es «un guaje» en su último libro

REDACCIÓNGIJÓN.
Miguel Rojo y Francisco Álvarez Velasco en La buena letra. ::                             L. SEVILLA/
Miguel Rojo y Francisco Álvarez Velasco en La buena letra. :: L. SEVILLA

«Los impúdicos tenemos el corazón abierto y eso nos acerca a los guajes, a vivir como ellos». El poeta Francisco Álvarez Velasco presentó ayer en la librería La buena letra de Gijón 'El llibru de les vocales', un trabajo «entrañable, tierno y que te pone una sonrisa permanente en la boca», como destacó el también escritor y colaborador de EL COMERCIO Miguel Rojo, que participó en el acto.

El libro, dedicado a los más pequeños, se presenta en un formato similar a un libro de texto y con un «diseño 'vintage' muy atractivo en el que los niños no tiene la impresión de meterse en la gran literatura», destacó Rojo. Porque bajo esa apariencia sencilla «hay un trabajo de cuatro años y unos poemas muy pulidos», señaló Francisco Álvarez. «Cuando se trabaja para niños lo primero es ser riguroso y hacer literatura, no un texto aniñado. El libro tiene que ayudar al desarrollo del niño», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos