Presno: «Se identifica gobernabilidad con mayoría absoluta, y eso es falso»

O. VILLAOVIEDO.
Miguel Ángel Presno, durante su discurso. ::
                             S. SAN MARTÍN/
Miguel Ángel Presno, durante su discurso. :: S. SAN MARTÍN

El catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo, Miguel Ángel Presno Linera, ingresó ayer en la Real Academia Asturiana de la Jurisprudencia en un acto que tuvo lugar en la sede del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, con un discurso que difícilmente podría estar más pegado a la actualidad: 'La reforma electoral en Asturias'.

Presno Linera advirtió en su lección de varios peligros de la actual ley electoral regional: «Es un sistema de sobrerrepresentación de las alas, en detrimento del centro de la región, además de ser una reproducción de la Ley Electoral general, sin que se hayan aprovechado las oportunidades que el Estatuto de Autonomía ofrece al legislador asturiano», en aspectos como «el tipo de voto, el número de circunscripciones y su tamaño en escaños, la sustitución temporal de los parlamentarios y la obligatoriedad de celebrar debates electorales en los medios públicos». Recordó que la Constitución establece «el principio de proporcionalidad» como guía de todo proceso electoral, y achacó a la ley asturiana ser «menos proporcional de lo que debiera, lo que afecta a la igualdad del sufragio». En general, afirmó, «se identifica gobernabilidad con mayoría absoluta, y eso es falso. Una proporcionalidad más ajustada al sentido del voto tal vez no dé mayorías, pero fomentará el debate, la integración de sensibilidades en las decisiones políticas, la búsqueda de consensos y, por lo mismo, una mayor legitimidad para las medidas que se adopten así».

Respecto al caso asturiano, el catedrático apuntó que la modificación es posible con los 23 votos de PSOE, IU y UPyD, toda vez que «la mayoría absoluta ya es mayoría reforzada, y en el Estatuto de Autonomía sólo se pide mayoría absoluta». Recordó el nuevo académico que la fórmula a la que se llegó en la ponencia parlamentaria de la que formó parte supone mantener las tres circunscripciones, pero proceder a un doble reparto: 35 diputados en una primera ronda de recuento según la ley D'hondt y los 10 restantes, en una segunda ronda, lo que «aumentaría la proporcionalidad». En todo caso, Presno ve dificultades en que los partidos mayoritarios puedan apoyar una modificación electoral en ese sentido: «Es complicado, porque tendrían que aprobarlo aquellos a los que perjudicaría el cambio», por lo que «sería más complicado que cambiar la Constitución».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos