Los Beyos ya tienen su marca de calidad

La Unión Europea registraba ayer de forma definitiva la IGP de esta variedad quesera

A. INGUANZOPRECENDI.
Los Beyos ya tienen su marca de calidad

La Comisión Europea publicaba ayer en el Diario Oficial de la UE el reglamento mediante el que queda inscrita la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Queso Los Beyos en el registro de denominaciones de origen protegidas. Con este paso culmina un largo y costoso proceso de tramitación de esta marca de calidad, tan demandada por los productores que aún mantienen su actividad quesera dedicada a esta variedad.

La ratificación por parte de la Unión Europea cierra el ciclo iniciado con la solicitud planteada en el año 2009 por la entonces Consejería de Medio Rural del Principado de Asturias. La decisión favorable a este sello se recogía ya en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en febrero de 2010. El reconocimiento oficial de la marca no llegaría hasta el pasado 1 de marzo, cuando la misma Comisión Europea lo hizo público.

Según reza el recién publicado reglamento europeo, la protección de la IGP Queso Los Beyos acoge a aquellos quesos elaborados con leche de vaca, de oveja o de cabra, cruda o pasterizada, sin mezclar, de coagulación láctica, madurados durante un período mínimo de 20 días, o de 60 en el caso de que se elaboren con leche cruda. Al mismo tiempo, la zona geográfica delimitada para la elaboración y maduración de los quesos amparados por la marca incluye los municipios asturianos de Amieva y Ponga, así como el de Oseja de Sajambre, ubicado en la comunidad de Castilla y León.

Por otra parte, el texto destaca el carácter específico de esta variedad quesera por su aspecto externo, completamente diferente a todas los quesos elaborados en el entorno de la zona limitada, caracterizándolo también por sus pequeñas dimensiones (altura de 6 a 9 centímetros y diámetro de 9 a 10 centímetros) y su peso, de 250 a 500 gramos. Por último se destaca que, su tamaño, permite un secado más rápido y su textura y aspecto le confieren especificidad.

El prestigio de este queso queda demostrado a lo largo de la historia a través de los diferentes escritos, de la voz popular y de la práctica artesanal que se ha ido transmitiendo de generación en generación y que hoy se mantiene con las diferencias lógicas propiciadas por los avances tecnológicos y las adaptaciones a los actuales criterios higiénicos y sanitarios. Quedan, eso sí, hoy en día muy pocos elaboradores.

Han sido ellos mismos los que, con mucho esfuerzo, han aguantado el tipo para que esta marca de calidad se materializara en una realidad. Lo que urgen ahora los queseros de Los Beyos es conseguir, de una vez por todas, que la comercialización de su producto se inicie de manera oficial ligada a la recientemente conseguida Indicación Geográfica Protegida (IGP). Esta marca de calidad va a permitir la comercialización reglada de este producto al mismo tiempo que dotará al consumidor final de una confianza extra respecto a las cualidades del producto que compra.