«Salvo el físico y la voz, no tengo nada en común con ninguno de mis personajes»

Protagoniza hoy '¿Quién teme a Virginia Woolf?' en el Palacio Valdés, drama con el que regresa a Avilés tras presentar en 2012 'Juicio a una zorra'Carmen Machi Actriz

RAFA BALBUENAAVILÉS.
Carmen Machi en Los Canapés, el año pasado. ::
                             MARIETA/
Carmen Machi en Los Canapés, el año pasado. :: MARIETA

Estrenada en Broadway en 1962 y llevada al cine cuatro años después con Richard Burton y Elizabeth Taylor, '¿Quién teme a Virgina Woolf'? es hoy un clásico absoluto. El Palacio Valdés acoge hoy (20.15 horas) este drama sentimental que protagonizan Carmen Machi y Pere Arquilié. La actriz responde esta entrevista desde Vitoria, donde la obra obtuvo el viernes un clamoroso éxito en el teatro Antzokia.

-¿Cómo está resultando esta gira con la que recorren España?

-Es un reencuentro muy, muy gratificante. La estrenamos hace un año, la paramos mes y medio después por los compromisos de agenda de cada uno, y al año nos hemos vuelto a reunir. Los cuatro actores que formamos el reparto somos muy amigos, en concreto Pere (Arquilié) y yo nos conocemos muy bien, hemos trabajado muchas veces juntos, y, en fin, la sensación que tengo es como la de repetir todos los días «muchas gracias, vida, porque todavía nos quedan obras que son gratificantes de hacer y a las que además viene la gente».

-¿Y como encara el regreso a un escenario avilesino?

-Para mi es una plaza importantísima, en la que se respeta el teatro y que siempre ha dado la oportunidad de estrenar a compañías de todo tipo, sin ninguna clase de prejuicio. Con todos los problemas del teatro, el IVA y la bajada de público y demás cosas que no voy a descubrir a nadie, este reencuentro es algo que a todos nos apetece mucho.

-¿Cómo es su relación sobre las tablas con Arquilié?

-Siempre digo que para odiarse en el escenario hay que llevarse muy bien fuera de él. Y me pasa con Pere, que es uno de los mejores actores de este país, aunque fuera de Cataluña se le conoce poco. Pero ese mirarnos a los ojos, pegarnos, escupirnos, querernos... con él es especial, no lo puedo decir de otro modo. Y compartir con él esta gira, al igual que con Mireia Aixalá y Ernest Villegas es algo extraordinario, un oasis en medio de este desierto que estamos pasando todos, dentro y fuera del teatro.

-¿'Quién teme a Virginia Woolf' toma el pulso a las relaciones disfuncionales de pareja de hoy, pese a llevar 50 años representándose?

-Sí, es un clásico contemporáneo, y como tal envejece muy bien. Pero el matrimonio protagonista no es una simple pareja que discute, que eso lo hacemos todos. Lo que refleja es una frustración por la vida con la que ambos se pegan donde más duele. Y aunque los motivos por los que se escribió sean otros, refleja una situación muy actual, por culpa de la crisis. Martha no ha conseguido lo que esperaba de su vida y de su marido y se comporta así... No deja de ser terrible que ese maltrato a quien más quieres hoy no sea algo precisamente raro.

-¿El registro de esta obra es diferente al habitual de sus papeles de televisión o en 'Juicio a una zorra'?

-Yo creo que el de esta obra es mi registro normal, aunque quien no suela ir al teatro tal vez lo vea diferente a mi trabajo en televisión. Siempre intento verme desde fuera como actriz, y veo relación entre los papeles de la Tortuga de Darwin, de Helena de Troya, o de esta obra.

-¿Pero cuanto tienen de usted esos personajes?

-Pues la verdad, en mi caso nunca he hecho de mi misma, creo que eso debe ser dificilísimo. Y en cuanto a mis personajes, salvo la voz y el físico, no tengo nada en común con ellos. Además, a los actores nos suele gustar mucho que a nuestros personajes les pasen cosas que a nosotros no nos ocurran nunca. Y cuanto más terroríficas, mejor -ríe-.

-¿Qué tal su experiencia en 'Los amantes pasajeros' de Almodóvar?

-Pedro es un genio, qué voy a decir, es que es verdad. Trabajar con él es muy fácil, sabe lo que quiere, te da unas indicaciones y te deja hacer.

-Hemos llegado al final, y fíjese que no hemos mencionado a 'Aída'...

-¡Al fin hablamos de eso! Es que no tengo ya más que decir... -se ríe-.

-Eso mismo me decía el año pasado, en su última visita.

-¡Pues imagínate ahora! Pero que no quede duda de que tengo un cariño enorme a ese papel, por supuesto.

Fotos

Vídeos