Unidos contra el lobo y el matorral

Se concentraron a la puerta de la Junta del Principado con varias decenas de animales y marcharon en señal de protesta por las calles de la ciudad Cerca de 1.500 ganaderos se manifestaron en Oviedo para denunciar los problemas del sector

GUILLERMO F. BUERGO ORIENTE.CO@ELCOMERCIO.ESOVIEDO.
Unidos contra el lobo y el matorral

Cerca de 1.500 ganaderos asturianos, la mayor parte de ellos profesionales del campo a título principal, se concentraron en la mañana de ayer a las puertas del edificio de la Junta del Principado y más tarde se manifestaron por las calles centrales de Oviedo. Su objetivo principal era dar a conocer los problemas que sufre el sector y «llamar la atención del Gobierno regional sobre los daños que causa el lobo en la cabaña ganadera y exigir que se desbrocen los montes, invadidos actualmente por la maleza». Para ello se hicieron acompañar de varias decenas de asturcones, vacas y cabras.

Las pretensiones y exigencias de los ganaderos quedaron recogidas en un manifiesto común leído al final de la manifestación por José Antonio García Álvarez, regidor de pastos de la Montaña de Covadonga. En el texto, bajo el epígrafe 'Al Gobierno de Asturias y a la opinión pública', explican que a consecuencia de los daños reiterados del lobo «los ganaderos nos encontramos desmotivados y de esta forma se hace inviable la finalidad de nuestro trabajo». Fijaron el origen de esta situación «en la legislación actual, que nos deja las manos atadas frente al lobo», y denunciaron que «el pago cicatero de los daños por parte de la Administración Pública no puede constituirse en solución definitiva». Por esa línea adelantaron que si el Principado se limita a pagar los daños como única solución «lo que hace es convertir al lobo en depredador exclusivo del ganado doméstico, con lo que pierde su función ecológica de regulador de las poblaciones de animales silvestres».

En cuanto a la proliferación de matorral en los montes, advierten los ganaderos en su manifiesto que son ellos los más capacitados para «recuperar pastizales, evitar incendios incontrolados y conservar los bosques». De cara al futuro expresaron que «queremos seguir haciendo pastoreo extensivo con nuestras razas autóctonas y adaptadas al medio y mantener viva la tradición». No se olvidaron de estimar que la ganadería puede «ser el futuro de nuestros hijos, pero no a costa de un trabajo ingrato y devastador». Tras asegurar que el Plan del Lobo que prepara el Gobierno regional es «una fotocopia del anterior», finalizaron lanzando una advertencia: «Recordar que el Gobierno del Principado está en minoría y que la oposición y los sindicatos pueden hacer algo más que acompañarnos. Dentro de un año y medio habrá elecciones y los ganaderos sabemos quién nos entiende y quién no».

A la concentración de los ganaderos ayer en Oviedo se sumaron representantes de Foro Asturias, PP e IU. La presidenta del PP en Asturias, Mercedes Fernández, llegó acompañada por los diputados populares Luis Venta y Matías Rodríguez Feito y, tras declarar que su partido apuesta por «declarar al lobo especie cinegética», denunció que «Javier Fernández no presta oído ni atención política a las reivindicaciones de los ganaderos asturianos, como ya demostró el 8 de septiembre en Covadonga, donde no tuvo ni siquiera la deferencia de recibirlos». Por parte de Foro acudieron a la concentración los diputados Albano Longo, María del Mar García Poo y Marina Huerta. Dos miembros del Consejo Político Regional de IU, Daniel Sánchez y José Antonio Estrada, comentaron que «los daños del lobo son un problema y una preocupación a la espera de solución. A partir de esta protesta de los ganaderos esperamos que sus reivindicaciones no queden en papel mojado. Nuestra apuesta pasa porque los cazadores puedan disparar contra el lobo», dijeron.

No participaban de la misma opinión en la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos del Principado. La consejera, María Jesús Álvarez, expresó a primeras horas de la tarde de ayer que «llevamos meses trabajando de forma directa con los ganaderos y sus representantes para poder abordar de forma positiva los problemas que les preocupan, entre ellos la gestión del lobo. Y vamos a seguir trabajando con ellos».

Cuando los ganaderos llevaban más de una hora concentrados frente a la puerta principal de la Junta del Principado sin que nadie los recibiera, decidieron formar una comitiva y salir en manifestación por las calles centrales de Oviedo: Suárez de la Riva, Principado, Fruela y Marqués de Santa Cruz. Trasladado desde Teverga por su propietario, Anselmo García Magdalena, abría la marcha un caballo asturcón, de nombre 'Tizón', en compañía de una pareja de cabras bermeyas llegadas desde la localidad piloñesa de Priede. Seguía una gigantesca pancarta con el mensaje 'Asturias Ganadera', en manos de doce ganaderos de diferentes concejos asturianos. Y a continuación marchaba el grueso de manifestantes enarbolando carteles en los que se podían leer mensajes, avisos y advertencias: 'Con lobos no hay Paraíso'; 'Los montes y las fincas son nuestros'; 'Con lobos y matorral no hay futuro'; 'Solución o dimisión'. La marcha finalizó sin incidentes.

Fotos

Vídeos