«Mi estilo no es la bronca»

Paco Torreblanca busca al mejor repostero de España en el nuevo 'reality' de Cuatro: «Somos la NBA de la cocina»

YOLANDA VEIGA
Presentará el programa con Raquel Sánchez Silva.

                        
                            ::
                             MEDIASET/
Presentará el programa con Raquel Sánchez Silva. :: MEDIASET

Cuando Paco Torreblanca necesita inspiración, cierra los ojos y viaja en el tiempo. Tiene doce años, son las seis de la mañana y amanece en París. Es la primera vez que va a ver, oler y probar los afamados croissants. «Tengo grabado ese olor del bollo saliendo del horno que lo inundaba todo. Si luego ya lo mojabas en un café largo...». Igual de ricos que los pasteleros franceses los prepara él, y cualquier día usted mismo. Torreblanca va a compartir con los espectadores sus trucos más dulces en 'Deja sitio para el postre', el nuevo 'reality' gastronómico con el que Cuatro se sube al tren de los programas de cocina. De pinche, Raquel Sánchez-Silva. El estreno está previsto para enero, pero la cadena ofrecerá un adelanto estas Navidades con los mejores momentos del casting.

- ¿Se sienten en la segunda división de los programas gastronómicos o todo lo contrario?

- ¿No has oído eso de que los últimos serán los primeros? La cocina de la creatividad nos debe mucho a los reposteros, un buen restaurante no puede serlo si le falla el postre. España es una referencia mundial en repostería, así que jugamos en la NBA de la cocina. Además, eso de ver caer el chocolate, es visualmente tan bonito...

- ¿Va a seguir el ejemplo de Chicote y de Pepe Rodríguez o usted va de poli bueno?

- Nosotros no vamos a dar caña a nadie. Soy exigente, si echo una bronca luego doy un abrazo. Soy como esos gatitos que casi no tienen uñas y rascan solo la piel. Queremos que los concursantes lo pasen bien y ser didácticos para que copien en casa. Cualquiera se atreve a hacer una tortilla, pero con el postre hay un tabú.

- ¿Y qué le hicieron los pobres participantes de 'MasterChef' para que les 'castigara' con aquella croquembouche tan difícil?

- Me dijeron a ver si podía hacerla y yo dije: 'Bueno, lo hago, pero es una prueba técnica y compleja'. Fue una cosa muy simpática, pero los pobres se quemaban, lloraban... me dieron un poco de pena.

- ¿Cuánto tardó usted en aprender a hacer ese postre?

- Llegué a Francia con 12 años y estuve año y medio limpiando. Con 15 años ya hacía la croquembouche... y hasta ahora.

- ¿Por dónde hay mejores reposteros: por el norte, por el sur...?

- En el Mediterráneo hay más creatividad, en Madrid son postres más populares y en el sur se llevan más los tradicionales.

- Hay gente que se salta el postre. ¡Menudo delito!

- Cada vez más gente deja sitio para el postre.

- Aunque luego haya que estar dos días a dieta...

- ¿Y cuando te comes un chuletón de 800 gramos con una botella de vino? Hay postres con poca grasa, y con pocas calorías, chocolates sin azúcar...

Chocolate, champán y...

-¿La televisión es una nueva vía de negocio?

- Todo lo que tiene repercusión mediática tiene un valor añadido. La publicidad es necesaria y con este programa me voy a beneficiar yo y también toda la pastelería.

- A Pepe Rodríguez ('MasterChef') se le llenó el restaurante después de salir en el programa.

- Ya sabíamos quién era Pepe Rodríguez antes de la televisión, pero es que hoy, además de ser bueno, hay que parecerlo. Y un programa ayuda al negocio.

- ¿Alguna vez ha mirado con desdén los programas de cocina?

- No, en absoluto. ¡Al contrario! Son entretenidos, no te marean la cabeza, y casi todos los que salen son amigos míos.

- ¿Qué ha tomado hoy de postre?

- Una galleta con mantequilla salada y especias y luego un trozo de panetone.

- ¿No es fan del chocolate?

- Dicen que el chocolate es sustitutivo del sexo, y eso es mentira. Pero tomar un poco de chocolate, champán y luego tener sexo es algo fantástico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos