Alberto López sigue a la espera de su licencia

La Federación Asturiana se compromete a emitir en enero un permiso provisional para que el arquero gijonés con síndrome de Down pueda competir

DANI BUSTOGIJÓN.
Alberto López recoge las flechas tras una serie de disparos. ::                             MARIETA/
Alberto López recoge las flechas tras una serie de disparos. :: MARIETA

La lucha por la tramitación de una licencia de tiro con arco para Alberto López, el joven gijonés con síndrome de Down que entrena en el Club Arkeros Corvera, vivió el pasado martes un nuevo capítulo, tras una reunión entre las diversas partes implicadas. En dicho encuentro, la Federación Nacional de Tiro con Arco se comprometió a redactar un reglamento de adaptación para que las personas con discapacidad intelectual puedan obtener una licencia que les permita competir bajo una normativa específica. De esta manera se recogerán, entre otras cuestiones, a qué distancia deben estar las dianas y con qué tipo de arcos podrán competir.

Mientras se elabora ese texto, desde la Federación Asturiana de Tiro con Arco se anunció ayer que se redactará de forma provisional un reglamento de adaptación que se aplicará en la región hasta que esté listo el definitivo. De esta manera, se espera cubrir el «vacío legal que existe en la actualidad», señaló la propia Federación Asturiana. El hecho es que la reglamentación actual no contempla la posibilidad de que personas con discapacidad intelectual practiquen el tiro con arco, pero tampoco lo prohíbe.

Desde la propia institución se afirma que el texto provisional agilizará la situación, estancada desde hace varios meses, para que Alberto López «pueda obtener su licencia en el mes de enero, pudiendo así, empezar a competir ese mismo mes». Sin embargo, la familia del joven pide prudencia y prefiere mantenerse a la espera, hasta que todo se resuelva y Alberto haya obtenido, por fin, la deseada licencia.

Por su parte, el presidente del Arkeros de Corvera, Herrmann Kreikemeyer, lamentó que en ese acuerdo apalabrado se hablase de licencia de adaptación y no de «integración». «Se trata de que el chico se integre plenamente como uno más, porque está en condiciones de tirar como cualquier otro arquero», explicó Kreikemeyer.

También queda por resolver quiénes serán los encargados de elaborar ese reglamento provisional que se aplicará en Asturias. «No sabemos si lo hará la propia Federación Asturiana o si vamos a poder participar también los clubes interesados», señaló el presidente del club.

A la reunión celebrada el pasado martes asistieron el Director General de Deportes, Ramón Tuero; el presidente de la Federación Española de Tiro con Arco, Lorenzo Miret; el representante de la Federación Española de deportes de personas con discapacidad física, José Alberto Álvarez; el presidente de la Federación de Tiro con Arco del Principado de Asturias, José Bermúdez; el padre de Alberto, Darío López; el presidente de Arkeros de Corvera, Hermann Kreikemeyer; el presidente del Club Arcos de Texu de Avilés, Enrique Fernández, y el entrenador Hernán Freyre en representación de todos los arqueros asturianos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos