El TSJA determina «el archivo de la querella» de Santa Bárbara contra la diputada Cristina Coto

S. N.OVIEDO.
El TSJA determina «el archivo de la querella» de Santa Bárbara contra la diputada Cristina Coto

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha determinado «el archivo de la querella» presentada por la empresa Santa Bárbara Sistemas, propietaria de la fábrica de armas de Trubia, contra la diputada regional de Foro Cristina Coto ante la falta de jurisdicción de dicha sala para tramitarla a causa de la inviolabilidad de la querellada por su condición de aforada. Según explicaron fuentes del alto tribunal asturiano, las manifestaciones denunciadas, que la sociedad tachó de calumnias, fueron realizadas en el transcurso de la actividad parlamentaria. La empresa puede ahora interponer un recurso contra dicha resolución.

Santa Bárbara Sistemas presentó nla querella el pasado 12 de noviembre por unas manifestaciones realizadas por Coto en julio en el Parlamento asturiano, donde tachó el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de «fraudulento», acusó la empresa de falsear las cuentas y de despedir a los trabajadores «con engaño». Le exigía (la empresa a la diputada) una rectificación y el pago de 25.000 euros de indemnización que, en caso de ganar, se comprometió a donar al Banco de Alimentos.

Este no es el único procedimiento judicial abierto . Precisamente mañana se celebrará el acto de conciliación entre la empresa y los tres exobreros contra los que también se querelló por un supuesto delito de injurias con publicidad al acusarles de atentar contra su honor y su imagen a través de una página web, a la que ya solo se accede con una contraseña, y divulgación de algunas opiniones a través del correo electrónico. Hace unos días, los tres concejales de IU anunciaron su autoinculpación en solidaridad con estos desempleados. El Juzgado de Instrucción número 3 ha desestimado su colaboración como testigos en el caso al considerar que «no ha lugar » en dicho caso concreto.

Los tres exobreros forman parte del colectivo de los 55 despedidos. Los grupos de la Junta General acordaron ayer la aprobación de una declaración institucional en apoyo a dichos trabajadores e instar Defensa a involucrarse en favor de las fábricas de armas.