La ampliación de la residencia de Arriondas, gafada

Primero por cuestiones técnicas y ahora por falta de presupuesto, las obras llevan paralizadas desde 2006

A. M.ARRIONDAS.
El Centro Polivalente de Recursos tiene capacidad para 32 plazas. ::                             N. A./
El Centro Polivalente de Recursos tiene capacidad para 32 plazas. :: N. A.

Las obras para ampliar el Centro Polivalente de Recursos para personas mayores de Arriondas parecen gafadas. Si durante años el proyecto que permitirá incrementar de 32 a 74 las plazas de esta residencia estuvo paralizado por cuestiones técnicas, ahora lo está por cuestiones económicas. El borrador de los presupuestos generales para 2014 recogía una partida de 575.000 euros para esta obra pero la prórroga presupuestaria deja en el aire esta inversión, a la espera de negociaciones entre los diferentes partidos políticos con representación en el Junta del Principado.

Las obras de ampliación de esta residencia de ancianos fueron adjudicadas en 2006 a la empresa Acciona por 2,5 millones de euros. Pero aquella actuación nunca llegó a ejecutarse. Primero porque se topó con la negativa de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, que obligó al Ayuntamiento de Parres a aprobar un Plan Parcial para el encauzamiento del río Chico, que discurre junto al inmueble.

Solventado aquel primer escollo, la Consejería de Bienestar Social advirtió de que el proyecto inicial se había quedado obsoleto tras la aparición de nuevas legislaciones en materia de edificación, ventilación o del código técnico, lo que obligó a replantear todo lo que ya se había realizado hasta el momento, aplazando nuevamente su ejecución. Los vaivenes políticos en la Junta General con gobiernos en minoría y presupuestos prorrogados también hicieron flaco favor a este equipamiento aunque, a principios de 2013, la propia consejera de Bienestar Social, Esther Díaz, aseguraba que la ampliación de la residencia sería una realidad en esta legislatura. Meses más tarde, Jesús Suárez Pérez, presidente de los Establecimientos Residenciales para Ancianos de Asturias (ERA), aseguraba que las obras comenzarían en el 2014 que acaba de empezar. «El compromiso era incluir en los presupuestos de 2014 una partida importante para esta obra y así se hizo, pero con la prórroga presupuestaria ha vuelto a quedar en el aire», lamenta el primer edil, Marcos Gutiérrez Escandón.

Lo mismo ocurre con las obras de renovación de la traída de agua de Arriondas, valoradas en 800.000 euros, que permitirían mejorar la red desde la captación entre Lago y Granda hasta Ozanes, un tramo que está generando problemas al estar las tuberías muy obsoletas.