El alcalde de Parres estudia ahora adelantar la renovación de la Junta Ganadera

A. INGUANZOARRIONDAS.
El alcalde de Parres estudia ahora adelantar la renovación de la Junta Ganadera

El Ayuntamiento de Parres está dispuesto a acelerar el proceso de renovación de la Junta Ganadera si la aprobación definitiva de la nueva ordenanza de pastos se fuera a dilatar aún varias semanas. A pesar de que hace pocos días el alcalde, Marcos Gutiérrez Escandón, aseguraba que su intención era esperar a que el Consejo de Gobierno ratificara la decisión local para modificar dicha ordenanza, ayer rectificaba sus palabras apoyándose en el tiempo. «Trataré de informarme porque, si van a ser quince días los que se tarde en tener la nueva ordenanza en vigor podemos esperar pero, si se demora más, renovaremos la junta en base a la anterior», señaló.

Con esta medida se respondería a la principal demanda de una buena parte de los ganaderos de carne del concejo, que esta semana presentaban un recurso contra el último acuerdo promovido por la Junta de Pastos, el acotamiento de los montes de Cea, Cetín y la cuesta de San Juan de Parres. Esta resolución ha quedado sin efecto hasta que el Ayuntamiento revise las alegaciones y dé una respuesta. Gutiérrez Escandón cree que lo más sensato sería «convocar una asamblea y volver a votar los acotamientos».

Una práctica que, al contrario de lo que dicen los ganaderos que ahora protestan, sí aparece en la ordenanza de pastos de 1998. «Hay un apartado que indica que las fechas en las que se tendrá acceso a los pastos deberán indicarse en las licencias y serán delimitadas por la junta local», explicó el alcalde. El pasado martes, un total de 23 ganaderos registraba un documento mostrando su rechazo «no tanto al hecho sino más bien a las formas», ya que aseguran, entre otras cosas, que la Junta Ganadera es nula de pleno derecho al llevar casi 15 años sin renovación.