Los detenidos tras protagonizar una peligrosa persecución llevaban casi dos kilos de hachís

El conductor del turismo y el que supuestamente le entregó la droga pasaron ayer a disposición judicial

A. S.OVIEDO.
Los detenidos tras protagonizar una peligrosa persecución llevaban casi dos kilos de hachís

Varias patrullas de la Policía Local persiguieron a mediodía del martes a los ocupantes de un coche que acababan de recoger una bolsa de manos de otro individuo con casi dos kilos de hachís. Tras protagonizar una importante y peligrosa persecución por buena parte de la ciudad, por la 'Y' y la Autovía del Cantábrico en dirección a Galicia hasta perderles a la altura de Avilés, los agentes acabaron deteniendo, ya por la tarde, al conductor del vehículo y al otro hombre, dos individuos de 21 y 22 años, respectivamente, y vecinos de la capital. Ayer pasaron a disposición judicial, informó la Guardia Civil que colaboró en el dispositivo para darles alcance.

La Policía Local realizaba labores para la erradicación del tráfico de drogas en la ciudad a pequeña escala cuando observó que un hombre sospechoso de trapichear con estupefacientes entregaba al acompañante del conductor de un Audi A 3 una bolsa de un cierto peso. Poco después, volvieron a subir al coche y continuaron su trayecto. Fue entonces cuando los agentes decidieron intervenir. Pronto, sin embargo, los dos individuos se percataron de su presencia y emprendieron la huida.

Además de en su búsqueda, la Guardia Civil trabajó en la localización de las sustancias que, durante el trayecto, los entonces sospechosos tiraron por la ventanilla. El objetivo, deshacerse de la droga que antes habían recogido en la ciudad. Lanzaron una bolsa por el viaducto de La Ablaneda, en el kilómetro 402 de la A-8 sentido Galicia. El Servicio de Montaña de la Guardia Civil de Cangas de Onís tuvo que descender hasta el fondo del barranco para recuperarla. Una vez abierta, por miembros de la Guardia Civil de Gijón, descubrieron su contenido: 180 bellotas de hachís con un peso de 1.870 gramos.

Los agentes no se equivocaron al emprender la persecución. Comenzó sobre las doce del mediodía en la avenida de Roma, en el entorno del nuevo Hospital Central. Primero les siguieron por la zona, pero después ellos salieron a la autopista para dar esquinazo a los agentes que les intentaban alcanzar. Lo consiguieron a mediodía. Por la tarde ya no pudieron.

La investigación se cerró entorno al conductor del turismo y al otro sospechoso que le había entregado la bolsa con el hachís intervenido. La Policía Local consiguió detenerlos y trasladarlos a la comisaría para la instrucción de las diligencias.

Se trata de dos individuos que responden a las iniciales Y. M. M. e I. A. Ayer fueron puestos a disposición del Juzgado de Guardia para tratar de averiguar lo ocurrido y si son autores de un delito contra la seguridad pública. El conductor del coche deberá responder ante el juez de la fuga que tuvo en jaque a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado durante todo el día de ayer. Condujo de forma temeraria poniendo en peligro su integridad física, la de su acompañante y la de los conductores que se encontraban a su paso.