La oposición pone bajo sospecha el reparto «oscurantista» de fondos en Educación

Foro aprecia evidencias de ilegalidad, el PP ve «modos que recuerdan al 'caso Renedo'» e IU ataca la gestión presupuestaria de los socialistas

ANDRÉS SUÁREZOVIEDO.
La consejera de Educación, Ana González, en la apertura del curso escolar en el IES de Navia. ::                             LUIS SEVILLA/
La consejera de Educación, Ana González, en la apertura del curso escolar en el IES de Navia. :: LUIS SEVILLA

Los grupos de la oposición en la Junta General pusieron ayer bajo sospecha el reparto de fondos realizado por la Consejería de Educación a finales del pasado año, con partidas de hasta 60.000 euros destinadas a actuaciones en centros escolares de toda la región. Tanto Foro como el PP e Izquierda Unida ponen reparos, por distintas razones, a esa asignación de recursos, cuestionando los criterios utilizados para esa distribución y el mecanismo técnico empleado, y piden explicaciones tanto a la responsable del departamento, Ana González, como a la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo.

Foro, de hecho, registrará hoy mismo la solicitud de comparencia en el Parlamento de Ana González a la vista de la información publicada ayer por este periódico. El partido, a través de su diputado Manuel Peña, pone en duda que el reparto de fondos entre los centros educativos sea legal desde el momento en que las obras favorecidas carecen de presupuesto previo y responden siempre a cifras 'redondas', 60.000 euros en muchos casos. Sostiene asimismo que su distribución se hace de forma «arbitraria y oscurantista, a golpe de improvisación», y cree que detrás de esta forma de actuar hay una mezcla de intereses políticos y presupuestarios.

Apunta Peña, en primer lugar, que lo sucedido en Educación es reflejo de la forma de proceder del Ejecutivo de Javier Fernández. Según su tesis, el Gobierno renunció a ejecutar el presupuesto de 2013 para ejercer de alumno aventajado de las políticas de Mariano Rajoy y «no incumplir el límite de déficit». Y en diciembre, siendo ya conocedores los responsables socialistas de que en 2014 no habría cuentas de nuevo cuño, se aceleró el paso e «infló» el gasto para, a continuación, firmar el decreto de prórroga y disponer ahora de mayor margen de maniobra «sin pedir autorización a la Junta». Un proceder «escandaloso», indica el parlamentario.

También el PP quiere que González comparezca en la Junta, aunque su malestar por la falta de explicaciones de la consejera viene de muy atrás. Recuerda la diputada Susana López Ares que su grupo ya ha solicitado, sin éxito, que la consejería les facilite información sobre los expedientes de todas sus obras y de las modificaciones en sus programas de gasto. Y cree que, en vista de los «antecedentes» de este departamento, en una velada alusión al 'caso Renedo', es necesaria una «vigilancia exhaustiva» de sus actuaciones. López Ares apunta al presidente del Principado, Javier Fernández. «Vino como redentor pero en su Gobierno vemos modos que recuerdan al 'caso Renedo'», señala, ya de forma muy directa.

La diputada popular aporta cifras. Sostiene que se han detraído fondos -más de 1,5 millones- de proyectos en centros escolares de Oviedo, donde gobierna el PP (el Carmen Ruiz-Tilve, el Roces de Colloto y el Juan Rodríguez Muñiz de Las Campas), y que esos recursos se han redistribuido «sin explicaciones de ningún tipo» entre colegios de otros municipios sin más criterio que el de la consejera y su equipo. «Es un ejemplo de mala gestión y falta de respeto a la Junta, a los padres y a los alumnos», recalca. Habla López Ares no de ilegalidades, a expensas de las explicaciones pertinentes, pero sí de «anomalías», y pregunta, entre otras cosas, si el hecho de que las partidas sean inferiores a 60.000 euros tiene que ver con un intento de evitar que las contrataciones salgan a concurso público.

IU también tiene sus dudas. Su portavoz, Ángel González, insiste en recalcar que está de acuerdo -«tenía que haberse hecho antes»- con potenciar el gasto educativo y mejorar los centros. Pero cree «peculiar» el mecanismo utilizado para el reparto. En el plano más político, González tiene clara la explicación: «Fernández solo quería contentar a Rajoy con el déficit y se pasó de frenada, y al final tuvo que gastar porque un superávit excesivo hubiera sido grotesco». IU pide que la titular de Hacienda explique en la Junta la gestión presupuestaria.