IU defiende el carácter «exploratorio» de sus datos sobre la nutrición infantil

La coalición se confiesa «perpleja» por la reacción del equipo de Gobierno, al que acusa de «matar al mensajero» por alertar de una «grave problemática»

E. MONTESGIJÓN.

«El único interés del informe 'La crisis emerge entre la población escolar de Gijón', que ha elaborado el área de Educación de Izquierda Unida, es evitar las graves consecuencias que se pueden derivar de mirar para otro lado ante la grave crisis económica que está llegando al ámbito educativo». Ése, precisamente, es el motivo por el que Izquierda Unida de Gijón se confiesa «perpleja» por la reacción que ha tenido el equipo de gobierno municipal de Foro, en este caso liderado por la concejala y presidenta de la Fundación Municipal de Servicios Sociales, quien rechazó de plano y en todos sus aspectos alimenticios, los datos ofrecidos por el estudio realizado con «120 profesores tutores de 15 centros educativos de Gijón», según IU, quienes en un 35% señalaban que «el hambre y la desnutrición están llegando a los colegios». La concejala de Bienestar Social, Eva Illán, calificó el estudio de «poco serio», «irresponsable» y «alarmista».

Izquierda Unida, que aclara que «en ningún momento se atribuye responsabilidad específica a ninguna Administración, sino a todas en su conjunto, incluyéndonos nosotros», acusa al equipo de gobierno municipal de «matar al mensajero, entrando a atacar, con presunta contundencia, el contenido del informe sin distinguir la diferencia entre un estudio de exploración, que es el que hemos hecho, de un estudio más amplio y profundo, que es lo que pedíamos. El primero es condición 'sine qua non' para el establecimiento de hipótesis que se contrasten en el segundo».

También le dice a Foro que «pedir la relación de colegios participantes es más propio de tertulias de chigre que de responsables municipales», porque entiende la coordinadora que hacerlo público «presenta el riesgo de generar una estigmatización social de aquéllos que pudiesen haber recogido mayores percepciones de situaciones indeseables», lo que relaciona directamente con la dificultad intrínseca de los centros en mantener su prestigio. Por eso IU insta al equipo de gobierno a «ampliar la encuesta a todos los colegios, en lugar de perder el tiempo en alharacas», mientras ofrece su «leal colaboración» a los grupos que «quieran afrontar estos retos».