Cabrales completa la Casa Bárcena

El hijo del artista Enrique Herreros supervisó este fin de semana el traslado de la colección de obras donada al museo, un total de 111 cuadros El equipamiento abrirá sus puertas definitivamente el próximo 30 de marzo

ANDREA INGUANZOCARREÑA.
Cabrales completa la Casa Bárcena

Ya hay nueva fecha para la inauguración de la Casa Bárcena. Será el próximo domingo 30 de marzo, con un acto en el que, como ya estaba previsto, se entregará además el título de hijo adoptivo de Cabrales al polifacético artista Enrique Herreros. Precisamente fueron sus obras las que retrasaron su llegada hasta este mismo fin de semana, por problemas de movilidad. La familia del desaparecido alpinista y pintor ha donado a este espacio museístico un total de 111 piezas, que ya descansan en las instalaciones donde serán expuestas al público antes de la próxima Semana Santa.

Después de tantos meses de espera, el equipo de gobierno ha preferido fijar esta fecha para evitar nuevos imprevistos. Cabe recordar que la fecha de inauguración ya se había fijado para el pasado 29 de diciembre, pero tuvo que ser pospuesta. La Casa Bárcena estará abierta durante todo el año y su gestión será inicialmente municipal. El alcalde cabraliego, Carlos Puente, confirmaba ayer que el precio de las entradas será simbólico, «1,50 euros las individuales y 1 euro para grupos».

Todos los detalles están atados. Este nuevo equipamiento cultural aportará a Cabrales un atractivo turístico de excelencia. La Casa Bárcena consta de tres plantas, entre las que se distribuyen todos sus contenidos. En la planta baja se ubica la recepción y la reproducción de la cueva de la Covaciella. Ésta incluye una reproducción exacta de la Sala de los Pintores descubierta en la caverna cabraliega además de un circuito de hologramas con el que se pretende recrear la cueva mediante sensaciones similares de humedad, colores o relieve de las pinturas. En este primer piso también se ubica la primera de las salas museísticas dedicadas a Enrique Herreros. Un piso más arriba se encuentran las otras tres y, en la última planta, se emplaza una sala de conferencias donde se espera celebrar el acto de inauguración.

Dos exposiciones

El reparto de las salas quedará cerrado en dos exposiciones. En la inferior se ubicará una muestra relacionada con la montaña y el alpinismo en clave cómica. Las tres salas superiores exhibirán obras dedicadas a los Picos de Europa en general. Será la colección más numerosa. Aunque, como peculiaridad, las exposiciones cambiarán cada seis meses. Sólo se mostrarán al público 55 o 56 piezas dependiendo de la época. Esta decisión responde mayormente a dos premisas, falta de espacio y conservación. «No disponemos de tanto sitio como para exhibir todas las obras al mismo tiempo y, por su conservación, es preferible que no estén expuestas a la luz continuamente», señaló el regidor cabraliego. Las que no estén a la vista del público quedarán debidamente guardadas en un almacén especialmente habilitado.