El exgerente ha pedido que testifiquen Dora Alonso y el interventor

M. M.GIJÓN

El exgerente de la EMA ha solicitado en el juzgado, a través de sus representantes legales, que acudan a declarar como testigos por el caso matriz, el de las presuntas irregularidades en la contratación de obras con las firmas Suymcoplas y Aldesa Construcciones, a la destituida secretaria municipal Dora Alonso, al interventor municipal Juan González-Salas y a la exjefa económica-administrativa Begoña Fernández Espasande (despedida en julio por su implicación en esta supuesta trama). Los dos primeros son además miembros natos del consejo de administración de la Empresa de Aguas.

Asimismo, ha pedido testificales y periciales de Javier Tagarro (exjefe del área técnica de la EMA despedido también en julio), al actual jefe del servicio técnico Anastasio José López y a Luis Martínez, Ramón Suárez y Sabas Suárez. Los cinco eran los encargados de controlar, supervisar y aprobar la ejecución de los trabajos realizados ordenados por la EMA a las entidades adjudicatarias.

Además, ha presentado al juez un dictamen firmado por el abogado Raúl Bocanegra, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid que argumenta, entre sus conclusiones, que no existe norma alguna que prohiba que el presupuesto de los encargos efectuados en ejecución de un acuerdo marco supere los 50.000 euros.