El presupuesto de Castrillón sale adelante al expirar el plazo para una moción de censura

J. F. G.

El plazo para presentar una moción de censura contra la alcaldesa concluyó ayer, y no hubo sorpresa. Ningún grupo municipal presentó un candidato a la alcaldía vinculado a un presupuesto, por lo que Ángela Vallina continuará al frente de la Corporación y las cuentas planteadas hace un mes por IU y rechazadas por el Pleno entrarán en vigor en cuestión de días, una vez se publique la correspondiente disposición en el BOPA. «La oposición ni come ni deja comer. La única consecuencia de su actuación ha sido retrasar un mes las inversiones y las actuaciones en materia de política social», manifestó Vallina.

Las cuentas ascienden a 18,8 millones, de los cuales 656.000 corresponden a inversión. El grueso se destina al enclave histórico de Raíces, con partidas para proseguir las excavaciones arqueológicas, abrir el Monasterio de la Merced, el Centro de Interpretación y el albergue de peregrinos, que continúan cerrados. También está previsto acondicionar como aparcamiento la zona verde de la calle Pablo Laloux de Salinas.