«No me planteo ni dimitir como concejal, ni dejar el Partido Popular»

«Soy una persona disciplinada que acata muy bien las órdenes y mi obligación es colaborar con la nueva directiva»

J. F. GALÁNNUBLEDO.
«No me planteo ni dimitir como concejal, ni dejar el Partido Popular»

El fulminante e inesperado cese de Luis Solares como presidente de la ejecutiva local y el nombramiento de Javier Hernández Hervalejo como su sucesor en el cargo ha provocado una sacudida en el PP de Corvera. Los miembros de la antigua directiva han dimitido en bloque y anuncian su marcha a otro partido, pero Solares no. «Yo me quedo en el PP», asegura el ya expresidente del partido y su único representante en la Corporación.

-¿A qué atribuye esta situación?

-La versión oficial es que Oviedo quiere impulsar la actividad municipal en Corvera. Al menos eso es lo que han dicho.

-Oviedo también alude a su imputación en el 'caso Aquagest'.

-La realidad es que en un procedimiento judicial de más cinco mil folios yo no ocupo ni medio. Mi nombre solo figura en la declaración que presté ante la juez para contarle mi actuación en el proceso de adjudicación de las piscinas de Corvera.

-¿Y cuál fue ese papel?

-Simplemente el de aconsejar a los técnicos municipales que encargasen a una determinada empresa el contrato para redactar las bases del concurso de adjudicación. Había tres opciones y yo propuse la que me parecía mejor. Y punto. A partir de ahí todo el proceso pasó a depender del departamento de Contratación, de la concejala de Hacienda y del propio alcalde -Ana Belén Toro y Luis Belarmino Moro, de la USPC, también imputados en el 'caso Aquagest'-, fueron ellos quienes confiaron a esa ingeniería la redacción de las bases y quienes marcaron las directrices que debía seguir a la hora de redactarlas.

-¿Va a seguir de concejal?

-A mí me eligieron los ciudadanos y seguiré defiendo sus intereses desde las filas del Partido Popular.

-O sea, que no se plantea dimitir ni abandonar el partido.

-Ni se me ha pasado por la cabeza. Me han cesado como presidente del PP de Corvera, nada más que eso. Yo sigo siendo concejal del PP.

-¿Se siente desautorizado?

-En absoluto. Si en Oviedo entienden que lo mejor para los intereses del partido de cara a las próximas elecciones municipales es formar un grupo con gente nueva que vea la política desde otra perspectiva, pues estupendo. Mi obligación es colaborar con ellos en todo lo posible, y eso es lo que voy a hacer.

-¿Se plantea cambiar de partido más adelante, cuando se aproximen las próximas elecciones municipales?

-En política, como en la vida, no hay nada eterno. Tomaré la decisión cuando llegue el momento, no antes.

-¿Conoce a su sucesor?

-Sí, pero tampoco demasiado. Fue de número siete en la candidatura municipal de 2007.

-Dadas las circunstancias, da la impresión de que las relaciones entre la ejecutiva local y su único concejal van a ser cuando menos difíciles.

-Soy una persona muy disciplinada que acata muy bien las órdenes, tanto si proceden de la dirección general del partido como de la ejecutiva local. No va a haber ningún problema, al menos por mi parte.

-En la actual legislatura se mantiene en un discreto segundo plano.

-Hay otros grupos políticos en la oposición con mayor representación en la Corporación, y considero que son ellos quienes deben dar la batalla, no yo.

-Entonces, ¿cuál es su papel?

-Contribuir a la gobernabilidad del Ayuntamiento y apoyar lo que entienda que es mejor para los ciudadanos, venga de donde venga.

-El PP nunca estuvo tan escasamente representado en la Corporación, con solo un concejal. ¿Cree que tiene algo que ver en su destitución?

-Si fuera por eso entonces tendríamos que dimitir todos los que ocupamos algún cargo en el PP asturiano. El descenso en las últimas elecciones municipales y regionales ha sido general, en todos los municipios, no solo en Corvera.

-¿Qué le parece la decisión de sus ya excompañeros en la directiva local de irse a otro partido?

-Respeto todas las decisiones, pero yo no me voy. Me quedo en el PP.

-¿Qué balance hace de su mandato al frente del PP de Corvera?

-No puede ser más positivo. El PP contribuyó decisivamente a terminar con las corruptelas del concejal socialista Javier Vega, y siguiendo esa línea llegamos a gobernar con la USPC.

-Uno de los proyectos 'estrella' de esa coalición fue construir la piscina municipal.

-Es la infraestructura más importante que se ha construido en Corvera en los últimos años.

-Y una de las más polémicas.

-Pero no por las actuaciones del PP, sino por las de unos empresarios, imputados en el 'caso Aquagest', que emitieron facturas falsas. Ahora sí, para polémica lo de la Casa de Encuentros, dos millones de euros al vertedero y aquí no ha pasado nada.

-¿Cuál va a ser a partir de ahora su papel como concejal?

-El mismo que hasta ahora, defender los intereses de los votantes del PP y de los ciudadanos en general siguiendo al pie de la letra las directrices que marque la dirección regional del partido y la ejecutiva local, como no podía ser de otra manera.