Honores gastronómicos en Parres

El alcalde del concejo espera aprobar la propuesta, ahora en periodo de exposición pública, antes del verano Nacho Manzano y Campoviejo recibirán los títulos de Hijo Predilecto y Adoptivo

ANDREA INGUANZOARRIONDAS.
Honores gastronómicos en Parres

Parres da un paso más para homenajear a sus dos estrellas más internacionales. Será la primera vez que el concejo conceda a alguien los títulos de Hijo Adoptivo e Hijo Predilecto y los merecedores de tales distinciones no son otros que los chefs José Antonio Campoviejo y Nacho Manzano, respectivamente. El deseo del Ayuntamiento de Parres de llevar a cabo estos nombramientos se hacía público a finales de 2012. El pasado mes de febrero se aprobaba por unanimidad el inicio del expediente y ahora parece que ya hay incluso fecha aproximada para el acto oficial de entrega de ambos títulos.

El equipo de gobierno socialista, grupo municipal del que partió la iniciativa, espera poder organizar un evento con el que poner en valor dicho reconocimiento antes del verano. «Esperamos que para el mes de junio se hayan completado todos los trámites previos y podamos celebrar ambos nombramientos», adelantó el alcalde, Marcos Gutiérrez Escandón. Para que esto ocurra aún son necesarios varios pasos más, pero ayer se daba otro muy importante. Con la publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias del expediente, quedaba abierto el plazo de exposición pública durante el que se podrá alegar, si procediese, de algún mérito o desmérito en contra de esta distinción honorífica a estos dos maestros gastronómicos que, entre otros reconocimientos, han conseguido que el concejo parragués cuente con tres de las estrellas Michelin del firmamento asturiano.

A partir de aquí, y una vez cuente también el expediente de concesión con un informe favorable por parte de la Secretaría municipal, éste será llevado a una nueva comisión de Régimen Interno y finalmente sometido a la votación de la corporación en sesión plenaria.

Los protagonistas de este histórico reconocimiento están eufóricos. Ambos coinciden en asegurar que nunca se creyeron merecedores de tal distinción. José Antonio Campoviejo sabe que no se trata de su tierra natal pero sí de su hogar. «Nunca esperé tanto de un concejo del que además no soy originario», confiesa. Recibir el título de Hijo Adoptivo de Parres le supone a este cangués «una alegría increíble». «Siempre que salgo fuera de aquí el nombre de Parres y de Arriondas van ligados a mí, a mi trabajo. Promocionar esta tierra y aportar algo bueno a sus vecinos es algo obligado».

Nacho Manzano recibió en su día la noticia con «muchísimo orgullo y agradecimiento». Al igual que su compañero, el cocinero considera que va ligado a su labor «divulgar esta tierra allá donde estamos». «Es un gustazo que nos concedan este mérito. Yo sólo trato de hacer una gran promoción de esta tierra porque es mi casa y siempre va unida a mí y a mi profesión en todos los aspectos», señala.

Los restaurantes El Corral del Indianu, en Arriondas, y Casa Marcial, en el núcleo de La Salgar, atraen año tras año a numerosos visitantes atraídos por las garantías y maravillas que ambos maestros de la cocina ofrecen en sus negocios. Parres es un punto importante en el mapa gastronómico regional y no ha podido escoger mejor modo de agradecérselo a sus responsables.