Proyecto Hombre aúna todas las voluntades

La entidad estrena nueva sede arropado por la actual corporación de Foro y la anterior del PSOEFloro animó a los vecinos a conocer las instalaciones porque «no somos el problema, somos la solución»

M. SUÁREZGIJÓN.
Proyecto Hombre aúna todas las voluntades

Si algo escenificó ayer la inauguración oficial del nuevo local de Proyecto Hombre fue lo que su director resaltó, emocionado, hasta la reiteración: la «suma de voluntades». Así se refirió Luis Manuel Flórez, Floro, al producto de una iniciativa planeada en el último mandato de la alcaldesa socialista Paz Fernández Felgueroso y culminada en el primero de otra alcaldesa, esta vez Carmen Moriyón, de Foro. A la primera le agradeció «la idea» y a la segunda «el máximo respeto al diseño inicial» que mantuvo en la construcción que llevó a cabo. Ambas estaban en el salón de actos, ambas recorrieron las instalaciones y ambas contemplaron los ajos, cebolletas, perejil y verduras varias que la comunidad de Proyecto Hombre cultiva en la terraza de la azotea, desde que se trasladaron hace siete meses a la espaciosa ubicación de la avenida Juan Carlos I. Ambas y una nutridísima representación de corporaciones municipales, antiguas y nuevas, de ONGs, de organizaciones sociales, de la Policía Nacional, de asociaciones de vecinos, del voluntariado, de gente corriente. Seguramente no faltó nadie ayer a la cita de un proyecto que siempre ha vivido envuelto en la controversia y que ayer se puso de largo con una alegría sin límites entre quienes llevan luchando toda una vida por la recuperación de los adictos.

A Floro le desbordaba una alegría «enorme» por inaugurar «este centro tan singular que consolida, mucho más si cabe, la relación de estos 26 años con el Ayuntamiento», y cuyo «diseño, ubicación y espacio generado hacen de él un lugar especial, porque apostamos por una atención integral. Es evidente que el problema de las adicciones está presente en nuestra sociedad y necesita espacios y respuestas eficaces y eficientes», señaló, con especial referencia a los datos «preocupantes» del informe del Sespa, que reflejan un elevado consumo de alcohol entre los jóvenes de 15 años. En el centro de El Natahoyo Proyecto Hombre atiende a más de 200 personas en régimen ambulatorio con tratamientos de desintoxicación, policonsumo, cocaína o alcohol. Pero ahora incorpora 20 plazas residenciales «para quienes quieran comenzar un tratamiento y no tengan un soporte familiar».

Floro quiso echar la vista atrás y recordó su calvario en defensa de los drogodependientes. Recordó los malísimos tiempos vividos, algunos aún recientes con el rechazo del barrio a su actual ubicación, y ofreció sus «puertas abiertas» a quienes les preocupaba nuestra presencia. «No somos el problema, somos parte de la solución, y es bueno que nos conozcan».

La concejala de Bienestar Social aseguró que el Ayuntamiento «tiene muy, muy presente» a quienes se acogen a los tratamientos y que el nuevo local no sólo constituye «un nuevo escenario, pero una misma realidad», sino que forma parte de un proyecto mayor que incluye el reformado Albergue Covadonga. Eva Illán lo calificó como «el broche de oro» del proyecto asistencial en marcha para este año. En lo que coincidió la concejala con Floro es en que «Gijón es una ciudad solidaria» e insistió en que «no estáis solos, porque vuestro proyecto es nuestro proyecto».