¿Se puede correr tras un infarto?

La Cadellada contará con ecocardiógrafos, unos potentes aparatos que ofrecen imágenes en 3D del corazón en tiempo real

LAURA FONSECAOVIEDO.
¿Se puede correr tras un infarto?

¿Se puede correr o hacer 'spining' tras un infarto? ¿Cuándo hay que volver a trabajar? ¿Es posible hacer vida normal? ¿Y tener sexo? Estas y otras muchas preguntas sobrevienen a la cabeza de quienes sufren un episodio coronario agudo. Cuando el corazón nos da un susto, bien sea a través de un infarto, una angina de pecho (como la sufrida por el presidente del Principado) o un edema, «los pacientes quedan como paralizados». Una vez recibida el alta hospitalaria hay que incorporarse poco a poco a la rutina y es ahí «cuando empiezan las dudas». Muchos afectados incluso, sufren depresión. Lo asegura el responsable de la Unidad de Imagen Cardíaca del Área del Corazón del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), Jesús de la Hera, que estos días preside la XXXIII Reunión de la Sección de Imagen Coronaria de la Sociedad Española de Cardiología que se celebra en Oviedo. Dicho especialista anunció, en el transcurso de este encuentro al que asisten más de 250 cardiólogos de todo el país, que en el nuevo HUCA habrá rehabilitación cardíaca. Es decir, que pacientes que hayan sufrido un infarto u otro problema del corazón podrán acudir a sesiones de rehabilitación al igual que ahora lo hacen enfermos de traumatología u otras áreas cuando tienen algún tipo de trastorno o problema de movilidad.

De la Hera explicó que las sesiones de rehabilitación no serán de carácter general. Sería literalmente imposible para un servicio, como el de cardiología del HUCA, que atiende al año 500 casos de síndrome coronario agudo y practica del orden de las 800 operaciones. En rehabilitación, los pacientes coronarios aprenderán a realizar actividad física programada en función de su dolencia. También habrá fisioterapeutas y psiquiatras.

Ecos del tamaño de un Iphone

La Cadellada dispondrá, a su vez, de potentes equipos que permitirán obtener imágenes en tres dimensiones en tiempo real y de manera mucho más rápida. Serán cinco ecocardiógrafos, tres de ellos de ultimísima generación que se incorporaron al mercado hace apenas cuatro meses. Jesús de la Hera destacó el salto dado por la tecnología de imagen coronaria en los diez últimos años, permitiendo la existencia de sofisticados y potentes equipos para observar el corazón, pero también de dispositivos de bolsillos, como los dos ecos del tamaño de un Iphone que hay en el HUCA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos