«Hasta cuando hablo de los mediocres también me refiero a mí mismo»

El libro de aforismos de este gijonés, que además ultima su primera novela, está segundo en ventas de filosofía en Amazon Antonio Íñiguez. Abogado y escritor

MIGUEL ROJOGIJÓN.
El escritor Antonio Íñiguez, en Gijón. ::                             E. C./
El escritor Antonio Íñiguez, en Gijón. :: E. C.

Todo empezó como un juego, como un ejercicio de evasión para alejar su mente de las materias de Derecho, carrera que acaba de terminar. Antonio Íñiguez Escobar (Gijón, 1967) empezó a publicar en el muro de una red social dos frases diarias. Reflexiones, pequeños aforismos sobre «el ser humano en general, aunque siempre poniéndome a mí como modelo». Una editorial italiana se puso en contacto con él y varios meses después un libro que recoge 800 de estas reflexiones está ya a la venta en formato digital, con prólogo del filósofo Amando de Miguel y con el número dos en el ránking de ventas del portal de venta por internet Amazon. Ante la repercusión de su pequeño 'Diccionario irónico-filosófico de máximas y mínimas', Íñiguez se encuentra sorprendido, puesto que la editorial le acaba de comunicar su edición en papel y le ha pedido que le envíe además la que será su primera novela, una historia en la que «medradores, trepas y gentes poco honorables del ámbito empresarial son los protagonistas».

-¿Por qué a un abogado le da por ponerse a escribir aforismos?

-Lo de abogado es reciente, acabo de terminar la carrera. Antes tenía una empresa y mientras estudiaba empecé a escribir estas frases. Además lo de la literatura me viene de familia. Mi abuelo, técnico de aduanas en El Musel, fue quien me acercó a la literatura y a la fantasía.

-El prólogo de su libro lo firma Amando de Miguel, quien llega a decir que le hubiese gustado escribirlo, pero ¿quién es Norman Roy, que hace una introducción?

-Es un alter ego mío, el nombre con el que firmaba en internet los aforismos. En cuanto a Amando de Miguel ha sido una suerte que me haya escrito el prólogo. Conectamos a través de las redes sociales, empezamos a intercambiar frases e ideas y me animó a escribir el libro. Mi vida ha cambiado tanto en estos últimos meses que ni me lo creo. Carrera terminada, trabajo nuevo y libro en el mercado...

-Hasta hay una frase sobre Gijón...

-Sí, sobre los llagares y las sidrerías... Es que aunque vivo en Madrid, mi pasión es Gijón, y la de mi familia. Si fuese multimillonario, lo primero que haría sería comprar el Sporting y llevar al equipo hasta una final de la Champions. Suelo decir que mis tres únicas patrias son Gijón y mis padres.

-Dígame alguna de las frases...

-Hay de todo, por temáticas en orden alfabético. Por decir alguna, «En el amor, como en la carretera, después de los deslumbramientos suelen producirse los accidentes». O la de «Los amigos nacen, crecen, se casan y desaparecen». Trato de darle vueltas a las cosas, de que la gente se sienta identificada, como yo lo hago, y busco la línea de flotación de las cosas que la gente tiene por seguras. Hasta cuando hablo de los mediocres reconozco que también me refiero a mí mismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos