Mariano Rivas asume la dirección musical de Ópera de Madrid

El Teatro Reina Victoria programa un 'Rigoletto' bajo la batuta del director de orquesta gijonés

M. F. ANTUÑA
Mariano Rivas afronta un nuevo reto en Madrid. ::
                             IÑAKI MARTÍNEZ/
Mariano Rivas afronta un nuevo reto en Madrid. :: IÑAKI MARTÍNEZ

El director gijonés Mariano Rivas ha vuelto a España. Tras cuatro años al frente de la Ópera de Kiel, en Alemania, acaba de incorporarse a la docencia como repertorista vocal en la Escuela Superior de Canto de Madrid y se ha convertido también en uno de los directores musicales de Ópera de Madrid, un proyecto que pretende acercar el bel canto y la zarzuela a todos los públicos y a precios asumibles en el Teatro Reina Victoria.

La vuelta a casa de Rivas se debió a un cúmulo de circunstancias. No estaba clara su renovación en Alemania, tenía algunas ofertas en el país, pero de pronto surgió la posibilidad de trabajar en la Escuela Superior de Canto de Madrid. Se presentó a un concurso de méritos y se hizo con la plaza para dar clases en la asignatura de Concertación. La docencia le tentó y aceptó el reto. «Me gusta enseñar, me da bienestar, creo que a lo largo de todos los años de trabajo he adquirido bastantes conocimientos técnicos como para poder aportar a los alumnos mi experiencia», asegura el director gijonés formado en Viena.

Una vez en Madrid, surgió la oportunidad de trabajar en el proyecto lírico de Ópera de Madrid. El Teatro Reina Victoria, ubicado muy cerca del Congreso de los Diputados, ha puesto en marcha de la mano del productor Enrique Cornejo y el barítono Marco Moncloa una temporada lírica que busca poner en escena óperas y zarzuela de primer nivel como complemento privado a lo que se hace en el Real. «Estamos tratando de ofrecer ópera de calidad y creo que lo estamos consiguiendo», subraya.

Rivas se unió al proyecto y asumió la dirección musical del 'Rigoletto' de Verdi ahora en cartel, que es una producción de Zommeropera para el Festival de Alden Biesen Bélgica. «Trabajamos con una orquesta creada para la ocasión, formada por gente joven con mucha técnica y calidad», señala Rivas, que se unió al 'Rigoletto' cuando ya estaba iniciado.

No es el único director musical de Ópera de Madrid, que estrena su primera temporada estable con otros tres títulos previstos. Se trata de 'Il barbiere di Siviglia' de Rossini y 'La Bohème' de Puccini, a los que suma 'Agua, azucarillos y aguardiante', una zarzuela con música de Federico Chueca. Será Mariano Rivas quien se encargue de la dirección musical de esta última pieza.

El proyecto de Ópera de Madrid da sus primeros pasos con firmeza y Mariano Rivas confía en en su camino pueda llegar a Asturias. «La idea es poder llevar alguna producción al Jovellanos, al Palacio Valdés o al Niemeyer», anuncia. No descarta, tampoco, que se pueda auspiciar algún tipo de coproducción con alguno de los espacios escénicos asturianos.

Fotos

Vídeos