Kike Figaredo accede a uno de los principales órganos de la curia romana

El Papa Francisco nombra al jesuita gijonés miembro de la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada, encargada de las órdenes de religiosos

IVÁN VILLARGIJÓN.
Kike Figaredo, durante una de sus últimas visitas a Gijón. ::                             L. SEVILLA/
Kike Figaredo, durante una de sus últimas visitas a Gijón. :: L. SEVILLA

El jesuita gijonés Kike Figaredo, prefecto apostólico de la región camboyana de Battambang, ha sido nombrado miembro de la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada, uno de los principales dicasterios de la curia romana. El religioso asturiano compartirá membresía con otros seis españoles, en un órgano compuesto por medio centenar de integrantes.

La Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada es una de las nueve con las que cuenta la curia vaticana y sus miembros, al igual que los del resto de dicasterios -nueve congregaciones, tres tribunales, doce consejos pontificios y tres oficinas vaticanas-, cesan automáticamente en su cargo al final de cada pontificado. Tras su elección como sucesor de Benedicto XVI, el Papa Francisco ratificó en su puesto de forma provisional a todos los jefes y miembros de estos dicasterios, asegurando que se reservaba «un cierto tiempo para la reflexión, la oración y el diálogo, antes de cualquier nombramiento o confirmación definitiva».

En abril del año pasado nombró un nuevo secretario para la congregación para los Institutos de la Vida Consagrada: el español José Rodríguez Carballo, arzobispo de Belcastro (Italia) y hasta hace un año ministro general de los franciscanos, que sustituía en el cargo al estadounidense Joseph William Tobin-. Y este sábado el Boletín de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, medio responsable de la difusión de las informaciones oficiales del Vaticano, informaba de las decisiones adoptadas por el Pontífice con respecto al resto de integrantes de este dicasterio. Se ratificaba como prefecto de la congregación al cardenal brasileño Joao Braz de Aviz y se daba continuidad a una docena de sus miembros -entre ellos el español Adolfo Nicolás, actual Prepósito General de la Compañía de Jesús-. Además, se nombraba a otros 31 nuevos miembros, entre los que, además de Kike Figaredo, se encuentran el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez; el obispo de Santander, Vicente Jiménez Zamora; el obispo de Tarazona, Eusebio Hernández Sola; y Emili Turú Rofes, actual Superior General de los Hermanos Maristas.

La Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, cuyos orígenes se remontan al siglo XVI, es el órgano de la curia romana responsable de todos los asuntos concernientes a los institutos religiosos (órdenes y congregaciones religiosas, masculinas y femeninas: jesuitas, capuchinos, franciscanos, carmelitas...), institutos seculares y sociedades de vida apostólica (como por ejemplo las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul), en cuanto a régimen, disciplina, estudios, bienes, derechos y privilegios. También se ocupa de la vida eremita, las vírgenes consagradas y las relativas asociaciones y las nuevas formas de vida consagrada. Sus competencias se extienden a todos los aspectos de la vida consagrada: vida cristiana, vida religiosa, vida clerical.

Su sede está en Roma y sus miembros y dirigentes son nombrados para un quinquenio, si bien cesan en su cargo en el momento en que cumplan 80 años o a la muerte del Papa. Aunque para las sesiones ordinarias de este dicasterio solo es necesario convocar a los miembros que vivan en Roma, para las reuniones plenarias, que se celebran una vez al año para tratar cuestiones de carácter general y también cuando el prefecto de la congregación lo considere oportuno, sí se llama a todos sus miembros.

Trayectoria de solidaridad

Kike Figaredo llega a este órgano de la curia romana tras una larga trayectoria marcada por su trabajo a favor de los niños víctimas de mutilaciones en Camboya, un país sembrado de minas antipersona, y de las comunidades rurales que viven en la pobreza. Natural de Somió (1959), ingresó con 19 años en la Compañía de Jesús y con 26 se fue a las misiones, donde trabajó en los campos de refugiados camboyanos en Tailandia. Regresó a España para concluir sus estudios (es licenciado en Económicas, Filosofía y Teología) y ordenarse sacerdote en 1992, tras lo cual se trasladó a Camboya. Desde 2001 es prefecto apostólico -máximo representante del Vaticano- para la región de Battambang.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos