El síndrome de Asperger afecta a 3.000 asturianos

Pilar Chanca. :: LUIS SEVILLA/
Pilar Chanca. :: LUIS SEVILLA

Cerca de tres mil asturianos sufren síndrome de Asperger, un trastorno de origen neurológico que hace que sus afectados tengan dificultades para reconocer y expresar emociones, relacionarse, hacer amigos o simplemente estar en grupo. Pilar Chanca Zardaín, psicóloga de la Asociación Asperger Asturias, ofreció ayer una charla sobre esta enfermedad que se enmarca dentro del espectro del autismo. Chanca es autora del libro 'Leo TEAyuda-Las emociones básicas', una publicación en la que aborda los diferentes aspectos de este síndrome, poco conocido por la sociedad. Según esta psicóloga en la mayor parte de los casos, los afectados, sobre todo cuando son niños, suelen ser etiquetados de antisociales o raros. Los «asperger» deben aprender qué es una sonrisa y cómo se expresa. O qué supone una lágrima o una cara triste ya que su cerebro no procesa estas emociones ni las reconoce tampoco.