Los casi 100 años de San Juan

Javier Suárez cumplirá en verano dos años al frente de una parroquia en la que organiza numerosas actividades El templo celebra en 2015 el centenario

ANA SALASOVIEDO.
Javier Suárez cumplirá dos años al frente de la iglesia en verano. ::                             M. R./
Javier Suárez cumplirá dos años al frente de la iglesia en verano. :: M. R.

El próximo año la iglesia de San Juan celebrará su centenario. El 24 de junio de 1915 se inauguró el templo que sustituía al prerrománico demolido en 1882. El arquitecto diocesano Luis Bellido fue el encargado del diseño de la conocida como la 'catedral del ensanche' en un momento en que la ciudad vivía una regeneración urbana. Se encarga de un llamativo templo de estilo historicista ecléctico en el que predominan las formas neorrománicas. Pocos años después de su inauguración acogería uno de sus momentos históricos, la boda de Francisco Franco con Carmen Polo en octubre de 1923 al que asistió el rey Alfonso III como padrino de los novios.

Un siglo de historia de la que formó parte, en primera persona, el que fuera su párroco durante 51 años, Fernando Rubio. Ahora se cumplen dos años de su fallecimiento y en verano su sucesor Javier Suárez celebrará el mismo tiempo al frente de la céntrica parroquia. El traslado para el que fuera cura de El Cristo supuso un cambio radical. Entre otras cosas por las numerosas actividades que había en la parroquia con más ingresos de la diócesis, y también con más gastos, precisamente por esta intensa actividad. Fernando Rubio impulsó muchas de ellas y Javier Suárez las continúa. Pero no se quedó ahí y este tiempo ha puesto en marcha otras.

En octubre comenzó a funcionar la Escuela Bíblica integrada por 85 personas que los segundos y cuartos lunes de cada mes se reúnen para estudiar la Biblia con Luis González Morán, experto en sagradas escrituras. Por esas fechas se inició el Centro de Preparación al Bautismo con el objetivo de concienciar a los padres que quieren bautizar a su hijo de lo que significa. Varios matrimonio se encargan de hacerlo. En este tiempo, han llegado progenitores que sin estar casados querían bautizar a su pequeño. «No niego el bautismo a nadie», advierte el cura que, sin embargo, pide «responsabilidad y compromiso con la Iglesia». En El Cristo, donde había algo similar, seis matrimonios decidieron casarse antes o después de asistir al bautismo de sus niños, rememora el que fuera párroco de ese barrio durante dos décadas. Algo similar creará este año en San Juan relacionado con el matrimonio, y piensa en la necesidad de una escuela social que reflexione sobre los tiempos que corren.

Agradece la participación de los fieles en la vida de la parroquia, que participa en el proyecto de las Siervas de Jesús: un comedor para ofrecer desayunos para los más desfavorecidos. El también capellán de este convento destaca cómo se preparan sus feligreses para la Semana Santa. 63 personas han organizado una cadena de ayuno solidario. «No es estético o dietético sino una forma de ayudar a los pobres», explica. Los 45 días desde el Miércoles de Ceniza al Sábado Santo (del 5 de marzo al 19 de abril) alguien deja de comer y lo que ahorra lo dona a los más necesitados. La recaudación ya supera los 1.500 euros. Este lunes, además, comienza un ciclo de conferencias sobre la familia, hasta el 9 de abril.

Con esto el templo se prepara para su próxima fiesta. El párroco no avanza ningún tipo de celebración para un edificio que quiere adaptar a discapacitados y del que quiere reparar el órgano; para el que piensa algunas mejoras aún por aprobar. Tiene que lucir en su centenario.